3 retos en 3 dias

Pues sí. Tres retos en tres días, cuquis. Por qué tres? Pues por nada en especial, pero ahora que lo pienso es un buen número para empezar a retarse.

Menos es muy poco y más no sé yo si podría haber sido “toomuch” para una novata.

3 retos en 3 días, tres retos. Sí. Tres días.

Yes. La pegunta es: QUÉ RETOS? Nada de tirarse en paracaídas, ni hacer puenting, ni saltar al mar desde rocas altísimas. No. Todo eso ya lo he hecho y más que retándome, estaría emocionándome a tope por repetir.

El fin de semana pasado estaba en un baretopoligonero muy chachi tomando algo y cuando fui al baño, presencié una escena dramática femenina.

Llego. COLA. BASTANTE COLA. Bien, todo normal. Pero de repente unas chicas a las que les tocaba se ponen a hablar así como muy acaloradamente sobre lo que le había pasado a una…

Que si no era normal que el tío desapareciese sin explicación, que si después de un año y de haber incluso estado en su casa que qué mínimos… blablablá…ME HAGO MUCHO PIS… y de repente se queda el baño libre y este grupo de chicas le dice a la que va delante de mí: ‘pasa, pasa, que esto va para rato’.

Ella se queda pensativa, me mira y dice: ‘mira pasa tú porque yo ya me he metido en esta conversación y no puedo hacer pis hasta que le diga lo que pienso’.

OJIPLATIK ME QUEDO. Pero me hago mucho pis, así que no me voy a poner tampoco a discutir.

El caso, mientras yo estaba dentro del baño, no paraba de escuchar su conversación y a ver, vale que el tío así a primera vista parece un capullo y tal (aunque habría que mirar el tema bien, por ejemplo: hace cuanto que no da señales de vida?) pero TODAS y cada una de las frases que se decían entre ellas estaban CARGADAS DE NEGATIVIDAD!

Ni un mensaje positivo, ni una reflexión optimista o de buen rollo… NADA. CERO. Entonces pensé ‘hasta qué punto somos negativxs en nuestro día a día?’ Y aquí me hallo. Reto para mi body!

He de decir que yo me considero una persona alegre, optimista y no especialmente quejica.

 Pero aún así, podré estar un día entero sin quejarme? Podré suprimir pensamientos negativos? Y ser amable con gente que es auténticamente g********s? Pues aquí están los tres retos!

3 retos en 3 días ¿Te apuntas?

Día 1 primer reto. No quejarse.

Bueno, pues al final han tenido que ser dos días, porque el primero fue un poco fail. TREMENDO.

No soy yo mucho de quejarme, de hecho pensé que no me quejaba tanto y ciertamente cuando soy una humana fuera de su coche, no lo hago mucho.

Pero HOLA CUANDO CONDUZCO SOY EL MONSTRUO DE LAS GALLETAS! Que si vas muy lento, que si no vas por tu carril, que si entra ya en la rotonda… Bueno, bueno, bueno… un no parar!

Lo más interesante de todo es que me he pillado incluso intentando disfrazar las quejas de humor. OU YEAH. Vale que yo soy muy de humor irónico, pero era obvio que quería quejarme sin que lo pareciera.

El día dos lo sobrellevé un poco mejor. Ya tenía la mente formateada para pillarme cada vez que me acechaba el grito macarra en posesión del volante de mi coche.

Aún así, me costó lo suyo. Porque lo jodido del tema es que quejarse así en bajito y para los adentros TAMPOCO VALE. Así que controlarse es relativamente difícil pero estoy contenta con el resultado final. ¿seré capaz de aguantar sin quejarme un mes?

Día 2, segundo reto. Combatir pensamientos negativos.

Bueno, pues resulta que no tengo tantos! Ha sido casi lo mejor de este reto: darme cuenta de que efectivamente no soy una persona negativa ni así como muy dramática en mi pensar diario.

Justo durante estos días de reto he empezado a leer un libro muy muy interesante de psicología cognitiva y el día de este reto en particular me di cuenta de que los pocos pensamientos negativos que podía tener eran basados en creencias irracionales y por tanto dañinas que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida, pero eso ya es carne de otro post.

Día 3, tercer reto. Ser amable con todo el mundo.

ESTO SÍ QUE ES UN RETO. Yo me suelo reír así como cien millones de veces al día.

Creo que tengo arruguitas alrededor de la boca y eso que soy joven, pero es que mi pobre cara se tira el día entero sufriendo mi expresividad extrema y mis ataques de risa continuos.

No sólo me río, sino que sonrío mucho e intento que sea a todo el mundo. Miro a los ojos cuando doy las gracias, los buenos días… cuando digo ‘adiós’ a una cajera en el súper… Sonreír y mirar a la gente a los ojos son regalos extremadamente valiosos y que cuestan muy poco.

Bien, aún con esto, no mandar al infinito a todo el universo cada vez que algún(a) borde-egoísta “….” se cree que el mundo es suyo y no piensa que hay más seres que lo comparten con él/ella, hace que el coste de mi sonrisa y mis buenos gestos SUBA COMO EL PAN.

Pero también he de decir que esa sensación que tienes cuando eres amable con un(a) auténticxgilip***** y esta persona se medio avergüenza de su actitud y te trata con respeto o incluso te sonríe, MOLA CASI MÁS QUE EL PUENTING. Casi, tampoco hay que flipar.

Así en conclusión, con sólo tres días de retos pro-optimismo-buenrrollismo, he sido muy consciente de lo que yo misma me quejo, de la cantidad de pensamientos positivos que tengo y de los esfuerzos que hay que hacer para no cortar cabezas de vez en cuando…!

Creo que hasta que no hacemos algo así, no vemos realmente cuánta negatividad ronda nuestra cabecita cada día.

Sólo por esa consciencia, ya merece la pena intentar esto. Así que desde buenrrollilandia os aconsejo probar y que me contéis cómo va la cosa!

Nos vemos en el próximo reto…. Sugerencias?

Colaboracíón de Laura Rey para Aire-soloparamujeres


Booking.com