"Evita las personas tóxicas", la primera vez que lees esto no queda claro de que se habla, más parece algo que tenga que ver con enfermedades contagiosas que con amistades y relaciones.

¿Qué es una persona tóxica?

Al fin y al cabo las personas tóxicas son personas que nos perturban, que estamos con ellas no sabemos muy bien porque y sin embargo ahí las tenemos.

Hemos permitido entrar en nuestro círculo especial a la cotilla de turno, al envidioso, a la que se pasa el día mandando, a la que no para de hablar y hablar y me vuelve loca, a quien evalúa constantemente lo que digo, lo que hago, lo que pienso.

¿Realmente me apetece estar con gente así?

No lo valoramos, sin embargo sí lo sentimos, estamos a veces rodeados de personalidades tóxicas que no nos permiten ser felices.

Este tipo de gente nos hace sentirnos mal, nos utilizan en muchas ocasiones y hacen sin que nos demos cuenta muchas veces lo que quieren con nosotras.

¿Cuáles son las personalidades tóxicas?

Los envidiosos.

envidioso

Este tipo de personas buscan aliados, es la única forma que conocen de envenenar a unos y a otros con sus pensamientos dañinos, no son gente feliz y siempre quieren lo que tienen otros, realmente a ellos no les hace feliz, si bien detestan que los demás lo sean.

El envidioso o la envidiosa se ven venir de lejos, aléjate de gente de este tipo, incluso si tú eres la diana de sus envidias, razón de más. Si aun así decides continuar la relación deberás ser fuerte para no dejarte llevar por la corriente de sus pensamientos.

No modifiques lo que piensas de otras personas, porque alguien venga a ponerte en contra de ellos.

Los mandones.

mandona

Siempre tienen a los pobres esclavos bajo su poder, realmente estas personas tienen una gran inseguridad y por eso proyectan en aquellos a quien dominan miedo para que todo el mundo sepa lo poderosos que son.

Estas personas humillan, amenazan y disfrutan imponiendo su voluntad, juegan con aquello que más duele.

Es una situación que se da mucho en el mercado laboral, se juega a además con el miedo al despido, al traslado, te recordamos que existen las leyes de acoso laboral, si alguien te acosa en el trabajo, puedes llegar a enfermar y tu trabajo puede convertirse en un verdadero infierno.

Manipulador

manipulador

Pienso que no siempre son fáciles de detectar, pasan desapercibidos durante mucho tiempo, gente amable, con una gran empatía.

Si descubres a una persona manipuladora aléjate rápidamente de ella, es fácil caer en sus redes.

Si intentas ser sincera con este tipo de gente aprovecharán esa sinceridad para llevarte a su terreno, juegan con la culpa, te dirán que les has atacado y te harán sentir culpable, son tan buenos que acabarás pensando que solo tú puedes solucionar sus problemas y solo tú eres la culpable de la situación.

Juegan muy sucio, aunque con mucho cariño y mano izquierda, contaminan por doquier y son capaces de llegar a un gran número de personas.

El pesimista

pesimista

sí, esa amiga o amigo que siempre lo ve todo en negativo, todo es terrible y todo le afecta, es una queja continua de todo, para todo y por todo, como no tiene ningún futuro, pues eso. Todo es de color “negro”

Salvo que tengas claro lo que haces y te sientas en total armonía y muy fuerte a nivel personal, no intentes hacerles entender que las cosas son diferentes, son auténticos vampiros del optimismo y la energía positiva.

La personalidad socio psicópata.

psicopata

estas personas son impulsivas, no tienen límites ni remordimientos cuando practican el arte de hacer daño a los demás, ambiciosas en extremo, no les importa hacer lo que sea por conseguir sus objetivos, la palabra “perdón” o “lo siento” no está en su diccionario.

Son encantadoras cuando se trata de sacarte información, información que guarda y utiliza luego en tu contra o para atacar a quien le parezca bien, mentirá y engañará lo que haga falta, fingirá sentir muchas cosas, sin embargo todo es mentira.

Para reconocer esta personalidad tóxica hay que ser observadoras, recuerda que su rasgo principal es que no sienten, no tienen emociones.

Observa cuidadosamente su cara, sus ojos, sus músculos faciales, no mueven ni un músculo de la cara cuando actúan, pueden mirarte a los ojos diciéndote que eres maravillosa y ni pestañearán.

La persona descalificadora.

descalificadora

Esta gente disfruta con la manipulación, desestabilizando emocionalmente a sus presas, de esta forma consiguen que te sientas insegura y dependas totalmente de lo que ellos digan.

Abusará de esa amistad que profesa de manera que todo lo que le confieses acabará convirtiéndose en munición para dejarte en ridículo delante de los demás.

Cuando menos te lo esperas, aparece por sorpresa su verdadero yo y te encuentras con un ser violento y que desprecia a los demás

La personalidad neurótica

neurotica

Son personas muy inseguras, intentarán conseguir un buen estatus social y siempre se fijará objetivos inalcanzables para ellos, de forma que siempre se sientes desvalorizados.

Ante esta inseguridad, atacarán a todo aquel que sepa más que ellos y tratará de llamar la atención.

Es una persona que desde pequeña ha sufrido de inseguridad, como medida correctora se ha impuesto a sí mismo la perfección, para conseguirla debe controlar a otras personas, tienen cambios de humos tan fuertes que es muy difícil convivir con ellos.

Todo este tipo de personalidades tóxicas, son vampiros energéticos, les atrae la energía positiva.

Si te rodeas de gente tóxica, como la que hemos visto acabarás cayendo en sus redes y no podrás ser feliz.

Si quieres mejorar tu salud emocional, aprende a separarte de este tipo de personalidades tóxicas, aquí mejor que nunca el refrán de “mejor solo que mal acompañado” es primordial.

Elige a las personas de las que quieres rodearte.


Booking.com