afrontar el dia

¿Has pasado una mala noche? ¿No has podido dormir? La noche da lugar a un día nuevo, si no hemos descansado se nos presenta un nuevo dilema ¿Cómo afrontar el nuevo día?

Cuando no dormimos bien nos levantamos cansadas, la cabeza embotada o incluso puedes tener dolor de cabeza, el ánimo estará por los suelos y las horas continuan avanzando, comienza un nuevo día que exige de nosotras estar en óptimas condiciones para afrontarlo.

Si esto te ocurre de forma habitual, tu salud sufrirá de forma generalizada, se podría considerar insomnio crónico, tus defensas se debilitarán y eso hará que sea mucho más fácil pillar un resfriado, la memoria falla e incluso puedes ganar peso. En este caso debes tomarte en serio el conseguir ese preciado descanso.

Hoy sin embargo, vamos a ver cómo podemos comenzar el día, si la noche te ha privado del sueño.

Dale un regalo a tu cuerpo, mímalo con una ducha de agua tibia. Aunque pienses que una ducha fría te despejará y te hará sentirte viva, no lo hagas, elige una ducha templada, tibia. Si no has dormido bien tu temperatura corporal será más bien baja, eso hace que estés cansada y con malestar, por este motivo no sometas a tu cuerpo a temperaturas extremas, ni muy fría ni muy caliente. Dale un regalo a tu cuerpo, mímalo con una ducha de agua tibia.

El desayuno, que no falte, toma energía. Aunque estés desganada, con dolor de cabeza y cansada, es importante que prestes atención al desayuno, un desayuno saludable te permitirá afrontar tu día de mejor humor y con las pilas cargadas.

Pensamientos positivos, cambia el centro de atención. Sí, está claro que has pasado una noche revuelta, falta de sueño, cansada, desmotivada, desganada. Entiendo que quieras quejarse, si bien si únicamente te centras en todo lo malo no conseguirás más que aumentar más el malestar, pura ley de la atracción.

No dramatices, si quieres contárselo a tu pareja o a tus compañeros de trabajo puedes hacerlo, aunque hazlo de forma puntual y focaliza toda tu energía en todo lo positivo que tienes por delante en este maravilloso día que acaba de comenzar. Si te duele la cabeza, toma un analgésico una vez hayas desayunado y ponle ilusión a tu nuevo día, la jornada es larga y siempre tendrá cosas positivas, anímate con la idea de un paseo, un encuentro, etc.

Ropa cómoda y que te haga sentir bien. Elige la ropa que más te gusta y que te hace sentir cómoda, arréglate aunque no tengas ánimos como si fueras a conocer al hombre de tu vida, péinate y maquíllate de forma natural, siente que estás guapa.

La bendita hora de la siesta Si puedes, recurre a la siesta. Ten la precaución de que no sea una siesta muy larga, ya que es posible que si duermes demasiado vuelvas a tener una noche de perros sin poder dormir. Entre veinte minutos y media hora es suficiente para reponer fuerzas y permitir que nuestro cerebro descanse.

Beber agua y líquidos durante el día. Al no dormir bien, nuestro cuerpo no ha podido regenerar nuestras células y no ha generado toxinas que nos permiten limpiarnos, por lo que debemos hidratarnos de forma conveniente para que nuestro cuerpo se vaya depurando a lo largo del día y podamos sentirnos mucho mejor conforme avance la jornada.

Agua, infusiones… beber agua y líquido te ayudará a sentirte mucho más despejada.

Si piensas que la nueva noche puede traer más falta de sueño porque te sientas estresada y tengas preocupaciones, o tienes problemas para dormir, aquí tienes algunos trucos sencillos para dormir mejor.


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo