El Palacio de Diocleciano en Split. | Viajar a Croacia | Viajar a tu Aire | Ocio | Noticias
Split el Palacio de Diocleciano

Lo que conocemos como el Palacio Diocleciano es un conjunto histórico medieval rodeado por murallas.

El Palacio de Diocleciano se encuentra en perfecto estado de conservación, así como todo el conjunto amurallado que permitían que el lugar fuera una fortaleza impenetrable, puedes acceder al mismo desde alguna de sus cuatro puertas.

El Palacio del Emperador Diocleciano

En 1979 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad este palacio,  disfrutar y pasear por su interior es transportarse literalmente a otra época.

Construido de piedra caliza y mármol de alta calidad, este palacio que forma un rectángulo irregular, se encuentra amurallado salvo por la fachada sur que es la que da al mar, el Palacio de Diocleciano también es conocido como Spalatum. Realmente el Palacio de Diocleciano es la ciudad de Split.

Repartidas por sus murallas tenemos un total de dieciseis torres, menos en la zona sur que no hay ninguna y que coincide con el paseo marítimo  y 4 puertas de acceso, una en cada fachada, que nos sirven para entrar en el recinto.

Las Puertas del Palacio Diocleciano

La Puerta de oro o Porta Aurea, es la puerta principal de acceso al palacio en la parte norte de la ciudad, su acceso es impresionante, por este lugar accedían los visitantes del Emperador.

Puerta de Plata o Porta Argentea, en la zona este de la ciudad desde donde se puede acceder al Monasterio Dominico del siglo XIII, conduce directamente al Peristilo y es donde se coloca el mercado de la Frutas.

Puerta de Hierro o  Porta Ferrea, en la zona oeste y cerca de los Sótanos del palacio de Dioclesiano, donde estaba la zona donde vivía el personal de servicio del palacio, durante la Edad Media se utilizó como basurero mientras se construían las viviendas, en 1956 empezaron a limpiarlos y descubrieron el buen estado en que se encontraban.

Puerta de Latón o Porta Aenea, la más pequeña de todas y en la parte sur, era el acceso privado del Emperador hacia la zona donde se embarcaba, ya que se encuentra a la orilla del mar, da la conocida como La Riva

La majestuosa residencia del Emperador Diocleciano

El Emperador Diocleciano necesitaba descansar y como es lógico, no podía ser en cualquier sitio, la construcción del palacio comienza en el año 293 y su construcción recuerda a una fortaleza militar.

Los mejores materiales fueron traídos a Split para su construcción, entre ellos el ladrillo de Salona y la piedra blanca caliza de la Isla de Brac, mármoles y granito de Egipto.

Como se necesitaba gran cantidad de agua se construye un acueducto del que quedan restos para llevar el agua al Palacio Diocleciano

Altas murallas de casi 20 metros de altura encerraban la fastuosa residencia del Emperador, antes de abdicar ya residía de forma permanente en esta fortaleza.

Alrededor del Palacio Diocleciano van surgiendo residencias formadas en primera instancia por los soldados del emperador, artesanos y los nobles romanos, la ciudad llegó a tener una población de cerca de 10.000 personas.

El Peristilo del palacio de Diocleciano es un patio interior del mismo desde el que se accede a las habitaciones del Emperador.

Booking.com

Sótanos del Palacio de Diocleciano

En la época medieval esta parte del Palacio se cubrió de basura y restos para poder construir las viviendas de alrededor, gracias a esto se ha preservado en buen estado hasta nuestros días.

En esta zona hoy puedes visitar el mercado de artesanos y hacer compras.

Cuando cae el Imperio Romano esta zona se convirtió en la división natural con Oriente, el denominado Imperio Bizantino, las sucesivas invasiones que sufrió la ciudad hicieron que la población huyera en masa, poblando las islas cercanas.

La población que no se marchó, vio una oportunidad en el palacio fortificado y lo convirtieron en una auténtica ciudad fortaleza.


Booking.com

Booking.com
Booking.com