Runas Vikingas

Runas nórdicas

Las runas son uno de los símbolos más antiguos a los que ha rendido culto el ser humano. Según la mitología nórdica, fueron descubiertas por Odín, quien vi el futuro a través de ellas. Ofreciéndole a los mortales la posibilidad de hacer lo mismo.

 

Conocer el significado de las runas permite a quien hace su lectura entender lo que estos símbolos representan. Al igual que otros oráculos, la persona hace una pregunta. Antes de eso, elige cuál será el tipo de tirada que llevará a cabo. Para posteriormente, dependiendo de la tirada que haya elegido, interpretar aspectos de su pasado, presente y futuro.

La historia de los símbolos rúnicos es apasionante, al igual que los significados que cada uno de ellos ofrece. Además, cada signo configura el alfabeto vikingo primigénio, denominado Futhark. En él están escritos los poemas vikingos, o Eddas, en los que se habla de los dioses nórdicos y de su relación con los humanos.

Tipos de runas

Cada uno de estos símbolos encierra una significado en sí mismo. Existen runas de protección, como es el caso de Inguz, Wunjo, Eihwaz, Dagaz y Ohila. Relacionadas con el amor, como es el caso de Fehu, Ansuz o Uruz. La runa por excelencia del viaje es Raido, e Inguz la de la fertilidad.

Dado el poder y simbologías que se les atribuían, estos tipos tan especiales de runas eran utilizados también como amuletos. Portándolos los guerreros vikingos en la batalla. Y utilizándolos las mujeres para alejar a los trolls de sus hogares.

Además, las runas también han sido asociadas a dioses concretos. Atribuyéndose a algunos de los más importantes, como es el caso de la runa Thurisaz a Thot. Esto se debe a que este símbolo rúnico es el de la tormenta, fenómeno que el dios podía invocar a su antojo.

Tiradas de runas

Existen varios tipos de tiradas, que van desde las más sencillas hasta otras más complejas que recogen aspectos del presente, pasado y futuro en sus tiradas. Estas son las más habituales:

  • Tirada de Odín
  • La tirada de tres runas
  • Tirada de cinco runas
  • Tirada de cruz celta

La tirada de Odín se lleva a cabo con una sola runa. Quien la realice, debe formular una pregunta en voz alta o para sí mismo. A continuación, moverá las runas boca abajo o dentro de un saquito y sacará una de ellas. La interpretación variará en función de la posición en la que ha salido la runa. La respuesta a la pregunta solo recogerá el momento presente.

La tirada de tres runas se hace del mismo modo que la anterior, pero en este caso serán tres los símbolos rúnicos que se saquen. Iremos sacándolos una por una, y después procederemos a su interpretación conjunta. La primera que aparezca será la de Urth, que representa el pasado. La que salga a continuación será la del presente, Verdhandi. La última de todas corresponde a la pregunta realizada en el futuro. Se trata de Skud.

Si queremos una información aún más completa, haremos la tirada de cinco runas. En la que se apunta a los factores externos e internos que están influyendo en el problema que se nos plantea. La tirada de cruz celta tiene seis runas, y nos hablará también de los aliados y obstáculos que encontraremos en nuestro camino.

Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo