Salir con un hombre con hijos

Después de pensarlo muy mucho y de leer aún más lo que hay por ahí escrito al respecto, he decidido escribir sobre un tema cada vez más común: relaciones de pareja con gente con hijos.

 El tema no puede ser más amplio y la gente no puede tener más ganas de dar su opinión sin haber vivido la situación, así que vamos a acotar: en este post SÓLO voy a hablar de relaciones de pareja con hombres que tienen hijos (se entiende entonces que la soltera sin pequeños humanos a cargo eres tú, amiga piscis). Bien, una vez aclarado esto, empecemos.

¿Una relacion con un hombre que tiene hijos?

Cuando tienes una relación con un hombre que tiene hijos, lo primero con lo que te encuentras son esencialmente dos cosas:

1.-Todo aquel con el que hablas de la situación se siente con la absoluta libertad de opinar, aconsejar e incluso dar lecciones sobre el tema como si fuera un auténtico experto en la materia.

Te sueltan frases del tipo ‘yo no me metería en una relación así ni locx’, ‘ten en cuenta que tú NUNCA vas a ser la prioridad’ (categórico, con dos c.......s), ‘ese/a niño/a te va a ver como un rival y la convivencia va a ser insoportable’... BLA BLABLA.

Una de las mejores redes para conocer si realmente gustas es MEETIC. Puedes acceder a ella y probarla de forma gratuita durante varios días. Haz click en este enlace

Como ligar en meetic. Consejos y utilidades.

Vamos, que parece ser que podrían escribir un libro en la materia. Eso sí, no les preguntes que cuántas relaciones así han tenido porque ya te digo yo la respuesta: NINGUNA.

2.-Lejos de sentir que sea suficiente con los comentarios, pueden llegar a enviarte ARTÍCULOS Y OPINIONES al respecto.

Escritos. Con faltas de ortografía y de todo tipo de coherencia lógica. Una vez más, artículos escritos por expertos en la materia que te dicen que te vas a convertir en bruja con verruga y escoba. Esto promete que no veas.

Llegados a este punto, tú ya estás realmente acojonada. Osea, no tienes muy claro cómo gestionar el tema porque total ‘VA A SALIR MAL’.

Consejos para salir con un hombre con hijos

Pues permíteme que te diga una cosa: una relación con alguien que tiene hijos puede ser maravillosa, un horror o de cualquier color entre todo ese abanico de opciones. COMO CUALQUIER OTRA RELACIÓN, VAYA.

Ahora bien, sí es cierto y nadie pretende negar que es una relación diferente, sobre todo si tú eres una soltera independiente y que aún no ha tenido hijos o que a lo mejor ni se plantea tenerlos nunca.

Así que, una vez más, hay mil casos y cada uno es particular, por lo que intentaré dar mi visión de la manera más abierta posible.

Creo que lo fundamental no es saber si eso ‘puede funcionar’ o ‘no puede funcionar’ basándolo la existencia de la criatura, sino evaluando tus prioridades. Sabiendo lo que buscas y lo que quieres en la vida. Una vez más, COMO CUALQUIER OTRA RELACIÓN. Sólo que aquí hay unos cuantos matices.

Puede ocurrir que seas una soltera que no quiere tener hijos nunca e incluso que odia a los niños. En este caso, parece que es altamente probable que la relación no funcione (no sé, me lo huelo, llámame lista).

Puede ocurrir también que no los tengas porque no quieres pero que los ajenos te gusten, en cuyo caso puede que incluso te mole el rollo de tener un niño por casa de vez en cuando.

También puede que quieras niños pero dentro de unos años… y en este caso, lo que yo creo es que estás en una relación que va X años por delante de tus prioridades y elecciones en la vida.

Procedo a explicarme: si sales con alguien que tiene un hijo de (digamos) 8 años y tú sabes que no quieres hijos hasta dentro de 3 ó 4, vas a vivir situaciones entre los 8 y los 12 años de ese niño que tu no elegirías vivir hasta dentro de unos 12 años, cuando tu hijo tuviera esa edad.

En este caso, tú y sólo tú sabes si quieres vivirlas, si quieres compartirlas y si, en caso de que sean complicadas, quieres aguantarlas y tienes fuerzas para solucionarlas.

En cualquier caso, nadie dijo que cuando inicias una relación tienes que quedarte en ella hasta el fin de tus días. Puedes probar, ver cómo te sientes y elegir. COMO EN CUALQUIER OTRA RELACIÓN (va sonando esto ya, no?).

En definitiva, tu relación no está condicionada esencialmente por la existencia de un(a) niño(a); está condicionada por los mismos factores que todas las demás relaciones y UNO MÁS. Uno que es cierto que puede ser difícil de gestionar, pero al final todo depende de lo que TÚ quieras.

Colaboración de Laura Rey para Aire soloparamujeres


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo