mujer madura hombre joven

Pensar que tienes que ser una mujer 10 con 40 o 50 años, tener el cuerpo de Jennifer Lopez o cualquier otra diva para estar con un hombre joven, es equivocarse, cometer un gran error.

 

Con tus arruguillas, ese cuerpo con algún que otro kilo de más, siendo una mujer sencilla y como tú eres puedes optar perfectamente a encandilar y ser el amor de cualquier yogurín de menos de 28 años.

 

Si el amor ha llegado, es el momento también de tener claro que esta vez si tienes que apostar plenamente por tu relación y revivir como cuando tenías 20 años. ¿Alguien duda de que sea posible?

Las relaciones de pareja y la mujer madura

Muchas mujeres piensan que cuando llegan los 40 años se ha terminado toda posibilidad de ser eróticas, sin embargo muchas otras en esta edad descubren nuevamente su femineidad y su potencial erótico y sexual, una relación viva, saludable, sexual y plena no tiene caducidad, el amor siempre existe y el sexo también.

El concepto de pareja en la que hay una importante diferencia de edad está vista en muchos casos de forma adversa por la sociedad actual.

La joven que se empareja con un hombre mayor suele estar señalada como mantenida, el hombre joven unido a una mujer mayor siempre habla de oportunismo y de cierto sentido de buscar una sustituta de mama.

La mujer madura que tiene las cosas claras, no tiene miedo a vivir el amor de forma nueva, lleva consigo además muchas experiencias que le permiten aportar a su nueva relación una sexualidad totalmente erótica y especial.

La mujer madura y el sexo

Esa mujer que ha sido madre y esposa antes que mujer, se convierte en una mujer autónoma, independiente y que sabe disfrutar del momento presente y de lo que la vida le ofrece, su sexualidad es algo más que debe formar parte plena de su vida.

En la etapa de los 40 hasta los 50 se producen una gran cantidad de divorcios, para muchas mujeres esta proceso en su vida significa un decaer total, sin embargo para muchas otras significa una nueva oportunidad de vivir como siempre han deseado, de prolongar su juventud, retomar hábitos saludables, comer mejor, cuidarse, cambiar de vestuario, cambiar en definitiva.

Todo esto se acompaña de una mayor seguridad emocional, una alta autoestimay muchas ganas de sentirse satisfecha plenamente, no solo en el amor sino también a nivel sexual, se sienten más eróticas, más deseadas y están dispuestas a vivir su relación con total pasión, tanto sexual como emocional.

Ser una mujer nueva, ¿es posible?

Parece que todo lo que hemos hablado anteriormente indica que es algo realmente bueno para una mujer, esa decisión de vivir plenamente como mujer en todos los aspectos, sin embargo la sociedad mira con malos ojos las relaciones entre una mujer madura y un hombre joven.

¿Tiene el amor edad? ¿Por qué una mujer madura no puede ser la pareja de un hombre joven y disfrutar juntos de su relación en todos los aspectos? ¿Hay que sentirse culpable por seducir o ser seducida por un hombre más joven? ¿Por qué la sociedad indica que debe de sentir vergüenza?

Es importante en este punto tener claras algunas ideas, si eres una de esas mujeres maduras que tienes la oportunidad de tener una relación con un hombre más joven, aquí tienes las respuestas que te harán sentirte segura de lo que estás haciendo, eliminando por completo todos los discursos recurrentes de aquello que juzgan.

1 Voy a dejarme mimar por la persona que está en su plenitud, disfruta del sexo y es paciente.

2 La relación sexual es buena, voy a cuidarla y buscar la satisfacción plena.

3 Mi experiencia es importante, tengo mucho que aportar a esta relación y me gusta que mi pareja me admire por ello.

4 Me cuido, me siento bella y saco partido de mi atractivo.

5 Voy a ser libre, ahora sé lo que es ser libre y ante todo seré honesta en mi relación.

6 La seducción es uno de los juegos que más satisfacciones da, he descubierto todo mi potencial a nivel sexual y erótico.

7 Un hombre joven me permite ser abierta en mi relación, probar cosas nuevas y disfrutar de la originalidad, satisfacer mis fantasías sexuales.

8 Disfrutaré de mi sexualidad completa, no es un tema de edades.

9 Estoy viva y me siento como si estuviera en pleno apogeo de mi juventud, no hay techo ni meta para mis sentimientos.

10 Los encasillamientos y los roles no van conmigo, soy una mujer plena y se han roto todos los prejuicios.

El qué dirán los demás ha pasado a la historia, la única persona a quien tengo que hacer feliz es a mí misma.

Si tienes dudas aún, o quieres comentarnos como es tu relación de pareja a día de hoy, abajo tienes la opción de poder dejar tus comentarios. 

 


Booking.com