ser infiel si o no

Muchos estudios nos hablan de que al menos un 42% por ciento de mujeres casadas van a ser infieles a sus parejas,

si bien esto varía en función de países, culturas y religiones, podemos tomar esta cifra como un dato perfectamente extrapolable a cualquier sociedad occidental.

"Sería infiel si tuviera claro que no me van a pillar"

Quizás cuando hablamos de estos temas, ya de lleno en el mundo de las relaciones de pareja,  nos encontramos con una doble moral o con una hipocresía muy grande en relación con las chicas infieles.

Varias encuestas realizadas a mujeres consideran que un engaño dentro de la pareja sería un hecho casi imperdonable, si bien más de la mitad de las encuestadas afirman positivamente que serían infieles si tuvieran la seguridad de que su pareja no les fuera a pillar.

Chicas infieles | mujer promiscua

En el caso de los hombres, los datos serían muy semejantes e incluso más contradictorios si caben.

Puede que entendamos la pareja como algo posesivo y dominatorio donde la exclusividad es parte de un egoísmo mal entendido, como me comentó una mujer promiscua," por que comer siempre lentejas, cuando uno puede tener acceso a platos más suculentos".

¿existe una doble moral? ¿tu engañas o te engañan?

Existen diferencias en la motivación de ser infiel si analizamos al hombre o la mujer promiscua, generalmente el hombre busca reafirmar su autoestima y una mera satisfacción sexual, en cambio en las chicas infieles el componente es más bien emocional, el afecto es lo que mueve a la mujer a ser infiel, o más bien la falta de él.

El afecto mueve a la mujer infiel

La edad en la cual la mujer se plantea ser infiel es bastante amplio que va desde los 25 a 45 años, si bien es un dato bastante sesgado dependiendo de la mujer a la que preguntemos.

Parece que a partir de los 35 años es cuando hay más probabilidades de ser una mujer promiscua, también es curioso que esta actividad infiel disminuye a partir de los 50, aunque las chicas infieles suelen empezar a una temprana edad ahora.

Por otro lado un dato destacado de este tipo de estudios, es que la infidelidad es un concepto aprendido, un porcentaje del 75% de mujeres infieles habían sido previamente engañadas o sus padres habían tenido aventuras extramatrimoniales, podemos decir que no se nace infiel, sino que una mujer promiscua aprende o se adapta a su entorno.

Las chicas infieles jóvenes provienen de padres separados o divorciados, donde el concepto del matrimonio o pareja estable no está arraigado por razones obvias.

La infidelidad dura poco tiempo

La duración de la infidelidad o la relación extramatrimonial no suele durar mucho, a lo sumo 4 meses, el 80% de las relaciones extramatrimoniales no suelen durar más de seis meses.

Así que cuando una mujer promiscua actúa lo hace por un tiempo breve, además una vez finalizada la relación extramatrimonial, la mujer puede que no vuelva a repetir o pasa más de dos años en volver a tener otra.

Aquí tenemos un dato tremendamente paradójico, el 65% de las chicas infieles consideran que el haber tenido esa aventura infiel ha hecho que su pareja se haya estabilizado al menos durante un tiempo importante. Curioso sin duda, y que daría para profundizar sobre ello.

¿La infidelidad mejora la relación de pareja?

Centrándonos en internet en lo que se refiere al tema de la mujer promiscua, un 25% de las mujeres que utilizan las redes sociales para ligar o páginas para buscar pareja son mujeres casadas o con pareja estable, sin duda el anonimato que ofrece internet es una garantía para aventurarse en este tipo de relaciones.

Las chicas infieles jóvenes se manejan como pez en el agua en este medio y suele ser una forma de conocer personas y poder tener varias relaciones a la vez.

También es importante tener en cuenta que hay un paso muy grande entre tener fantasías sexuales con otra persona que no sea tu pareja, a convertirte “de facto” en un mujer promiscua, solo un 40% de las personas que tiene fantasías sexuales acaban siendo lo que se denomina chicas infieles.

Ligar por internet no se considera infidelidad

Otro dato que podría elevar mucho más el porcentaje de mujer promiscua es que la mayoría considera, que entrar en internet para ligar sin llegar a quedar con esa persona no se puede considerar como infidelidad y por lo tanto no se la puede catalogar como chicas infieles.

Podríamos definir un nuevo concepto, el de infidelidad virtual, que unido al real haría subir mucho más el porcentaje de mujeres infieles que hemos mencionado al principio del este artículo.

Tal vez la pareja monógama está en crisis, en definitiva es una creación del hombre para tener sometida a la mujer y que no fuera fuente de conflicto entre hombres al disputarse continuamente las mujeres, pero los tiempos han cambiado y la mujer cada día es más independiente, la mujer promiscua puede ser la consecuencia.

Para acabar os facilitó unos datos meramente socio económicos, las chicas infieles suelen ir relacionado con mujeres con alto poder adquisitivo, por profesiones suelen ser más adulteras las vinculadas a maestras, enfermeras o amas de casa.

 

Booking.com