Miedo al cambio

“Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”… no se quién dijo esta frase, pero me parece un gran error.

¿Es en serio? ¿En qué momento se instauró en nosotros el miedo el cambio? ¿a salir de la zona de confort?

 

Miedo al riesgo, a lo desconocido, al qué dirán, a no seguir los pasos de mi familia, al fracaso, en definitiva, al cambio. Vivimos en una sociedad que tiene terror al cambio, por si lo pierdes todo, por si te quedas solo, por si te va mal, pero…¿y si te va bien?

Un buen maestro me dijo una vez: arriésgate a ganar. Y esta frase resonó en mi cabeza durante días,  algo en mi mente hizo “click”; la frase no es si “te arriesgas te puede salir mal”, es “si te arriesgas ¡puede salir bien!”

El cambio de enfoque lo es todo para el cerebro, (lo ya conocido como “ver el vaso medio lleno”) Viendo la vida así, la actitud con la que nos movemos es otra, nos mueve el optimismo y la ilusión de que si nos lanzamos al vacío podemos caer en blandito. 

Y es esta actitud la que hace que consigamos nuestros objetivos.

Los miedos se aprenden, se trasmiten

Normalmente los miedos de este tipo son aprendidos, los aprendemos de nuestros padres, que a su vez tenían miedo porque sus padres también lo tenían.

Se crea un bucle en el que los miedos o inseguridades se transmiten de generación en generación. Y es que la mayoría de las veces, los padres no son conscientes de que están transmitiendo miedo, ellos creen que son valores.

Pero detrás de muchos valores hay creencias distorsionadas, o lealtades hacia nuestros antepasados, que los trasmitimos sin darnos cuenta a nuestros hijos.

Como superar el miedo al cambio

Pero nosotros podemos romper con eso. Se pueden hacer pequeños ejercicios para salir de nuestra zona de confort y enfrentar los cambios mediante retos alcanzables. Y ver que no se acaba el mundo si las cosas no salen como yo las había planeado.

Si algo sale diferente a como yo esperaba, nunca se pierde,  se aprende, y los fracasos no son otra cosa que pasitos hacia el éxito, ya que aprendemos también de los fracasos, sin ellos jamás tendríamos éxito.

Victor Frankl, un gran psiquiatra dijo:“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos con el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”

No puedo estar más de acuerdo. No hay nada tan excitante como el desafío de cambiar, y de cambiarse a uno mismo.

Rompe con el miedo. Atrévete a cambiar.

Escrito por Alocadamente para Aire-soloparamujeres.com


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo