Menopausia, que es

Si estás leyendo este articulo, es porque estás entrando en la etapa de la menopausia o estás de lleno sumergida en ella.

Te doy la bienvenida a esta sección,  y deseo que te ayude a comprenderte mejor y te de pautas que te sean de utilidad,  para tomar el control de tu vida  y emprender las acciones necesarias para vivir esta etapa de cambios, con bienestar y conseguir la felicidad que deseas y mereces.

MENOPAUSIA: ¡Lo mejor está por venir!

La menopausia es una de las etapas más importantes en la vida de la mujer,  que marca un antes y un después, no es solo un final, también es el principio de una nueva etapa, que si sabes manejar adecuadamente se transformará para ti en la mejor etapa de tu vida.

La vida es solo una y todos los cambios que suceden tienen su repercusión no solo en el aspecto físico, sino también en nuestro estado de ánimo, nuestras relaciones y en definitiva en como percibimos lo que nos sucede y como nos posicionamos ante ello.

Hoy vamos a centrarnos en poner en claro conceptos básicos sobre la menopausia, que aunque quizá conozcas bien, nos servirán de apoyo para todo lo que iré contándote.

¿Qué es la Menopausia?

Menopausia (del griego mens:”mensualmente”  y pausi: “cese”) significa la última menstruación, aunque oficialmente se define que una mujer menopáusica es cuando hace 12 meses que no le viene la regla. Así la Menopausia propiamente dicha es solo una fase del proceso completo que son tres, es el cenit, marcado por la ausencia de la menstruación.

Lo descrito anteriormente es la definición científica, sin embargo el termino Menopausia, se ha convertido en cómo se designa el periodo de la vida de la mujer una vez desaparecida la menstruación de forma definitiva hasta la senectud.

Menopausia y climaterio femenino

Los años anteriores y posteriores constituyen lo que conocemos como climaterio, periodo caracterizado por la aparición de signos y síntomas asociados a una disminución en la producción de estrógenos.

La Menopausia y el climaterio femenino  son un proceso natural que entraña un cambio gradual desde la capacidad de concebir  y dar a luz a un bebé, hasta el final de la fase reproductiva de la vida de la mujer. Representa el cese permanente de la función ovárica que es lo que hace que no se pueda concebir ni producir hormonas femeninas: Estrógenos y progesterona

Dado que este periodo dura entre 6 y 13 años, no se considera un suceso aislado, sino una etapa de la vida de la mujer.

Así pues la menopausia o climaterio, es una evolución fisiológica. No es un problema o trastorno médico, aunque en muchos medios se habla de la menopausia con el mismo lenguaje que si lo fuera.

Cuando comienza la Menopausia

En España la edad media de la menopausia es de 52 años, aunque algunas mujeres comienzan a sentir su presencia muchos años antes. Si llega antes de los 40 se considera menopausia precoz y si es después de los 56 se denomina menopausia tardía. La menopausia puede adelantarse a causa de graves traumas físicos o emocionales o bien puede ser provocada prematuramente por prescripción médica bien quirúrgica o por otros procedimientos.

Los genes son muy determinantes en la edad en la que una mujer entra en la menopausia, pero en ningún caso determinan la calidad de la experiencia.

La menopausia, sofocos, cambios emocionales, peso, insomnio

La Perimenopausia ¿Que es? 

El fallo ovárico que se produce, no sucede de forma brusca, sino que hay un periodo de transición causado por cambios en el cerebro y en el cuerpo que influyen en los niveles hormonales. Este periodo caracterizado por las  irregularidades  en la función del ovario previo a la menopausia, se denomina Perimenopausia (peri= alrededor de)

La Perimenopausia, varía de mujer a mujer, lo más habitual es que comience alrededor de los 45 años, considerándose normal el periodo comprendido entre los 40 y los 55 años.

En esta etapa premenopáusica nos encontramos al principio, con un déficit de progesterona, pero con niveles de estrógenos normales,  que poco a poco irán menguando.

Se caracteriza por irregularidades en los ciclos menstruales, en ocasiones muy seguidos y abundantes, también es frecuente que se tengan perdidas pequeñas entre periodos.

La perimenopausia termina aproximadamente 1 año después de que la mujer ha tenido su último periodo. En esta etapa aún hay alguna función ovárica, alternándose ciclos anovulatorios (sin óvulos) con ciclos normales. Los niveles de estrógenos pueden fluctuar enormemente y estos cambios bruscos son los que suelen dar lugar a síntomas molestos como los sofocos, los cambios emocionales, la sequedad de la piel, aumento de peso o el insomnio.

La Posmenopausia, última etapa 

Fisiológicamente comienza entre los 12-14 meses después de la última regla y continua a lo largo de toda la vida. En la posmenopausia a nivel hormonal hay tanto un déficit de estrógenos y de progesterona. Hay un nivel bajo de estradiol lo que hace que aumente la hormona FSH. Es al hacernos analítica y ver estos dos valores estradiol y hormona FSH, los que confirman que estamos en la posmenopausia.

En este periodo los síntomas de la menopausia desaparecen poco a poco y comienza un nuevo estado de continuidad hormonal.

Síntomas de la Menopausia

Aunque algunas mujeres los síntomas menopáusicos son bastante molestos, otras muchas pasan por la transición sin muchos problemas. Es durante la perimenopausia cuando más se experimentan y lo más frecuente es que conforme avance en el tiempo, vayan desapareciendo.

Los síntomas más comunes de este periodo  son:

  • Sofocaciones: Son sensaciones súbitas de intenso calor que ocurre de forma típica en la parte superior del cuerpo. Muchas mujeres también experimentan sudores nocturnos.
  • Problemas de la vagina y vejiga: Al igual que la piel, el área genital puede volverse más seca y delgada con los cambios en los niveles de estrógenos.
  • Cambios en la piel: La piel es un órgano diana para las hormonas sexuales. Durante este periodo es frecuente que la piel se afine y se reseque.  
  • Cambios en el impulso sexual: Contrariamente a lo que se cree, los cambios hormonales durante la menopausia, no disminuyen el impulso sexual en las mujeres sanas, aunque al haber sequedad vaginal las relaciones sexuales pueden ser dolorosas.
  • Trastornos del sueño: Algunas mujeres experimentan dificultades en el sueño: no pueden dormirse fácilmente o pueden despertarse demasiado temprano. Las sofocaciones también pueden facilitar a algunas mujeres el despertarse durante la noche y la posterior dificultad de reconciliar el sueño otra vez.
  • Cambios de humor: Puede existir una relación entre los cambios en los niveles de estrógenos y el humor de una mujer. Los cambios en el humor también pueden estar causados por el estrés, cambios familiares o por la fatiga. Son comunes la irritación y las ganas de llorar sin razón aparente.
  • Cambios corporales: Algunas mujeres encuentran que sus cuerpos cambian. Con la edad, la cintura aumenta, se pierde masa muscular, el tejido adiposo puede aumentar y la piel puede volverse más fina.

Otras mujeres pueden experimentar dificultad para concentrarse y despistes y olvidos sin importancia. Una sensación de cabeza “algodonosa”, que es una llamada de atención que hace que nos prestemos más atención y comencemos un viaje hacia nuestro interior para poder cambiar.

Síntomas positivos de la menopausia

Pero no todo son síntomas negativos, en  la segunda mitad de la vida las mujeres con la menopausia disponemos de más energía psíquica que en cualquier otra época de la vida, desde la adolescencia. Si somos capaces de aprovechar esta energía para descubrir que nos ha impedido ser lo que podríamos ser, entonces descubriremos que tenemos todo lo que necesitamos para reinventarnos como mujeres más sanas, flexibles y resistentes, preparadas para entrar alegremente en la segunda mitad de la vida.

Este proceso de transformación solo puede tener éxito con dos premisas:

  • Primera es si estamos dispuestas a reconocer la total responsabilidad de lo que nos ha sucedido, evitando el victimismo.
  • La segunda es saber que en todo proceso de transformación hay algo que dejar y hay que estar dispuestas a dejarlo partir, dispuestas a sentir el dolor de la pérdida y hacer el duelo por esas partes de nuestra vida que dejamos atrás.

Y en eso entran nuestras fantasías de lo diferente que podría haber sido nuestra vida “si……..” que en realidad es solo un imaginario. Enfrentarnos a esto no es fácil y por eso muchas nos resistimos al cambio en general y al cambio en particular al  entrar en la edad madura.

La experiencia en la menopausia

Mi experiencia personal y la de otras muchas mujeres me dice que la desaparición del velo hormonal durante este periodo, que tiende a tenernos centradas en las necesidades de lo demás, puede ser a la vez liberadora o perturbadora. Como miles de mujeres en la edad madura he tenido que renunciar a mis fantasías de cómo pensaba que sería mi vida, me he tenido que enfrentar cara a cara con el antiguo dicho de lo difícil que es perder  lo que en realidad no has tenido nunca.

Pero también formo parte del actual movimiento de curación psicoespiritual, en el que no es coincidencia, que esté formado en su mayoría por mujeres que traspasan el umbral de los 40. Estamos despertando y empezando a transmitir al mundo un nuevo mensaje sobre la salud, la esperanza y la curación.

La mujer menopáusica que desee transformarse en la dueña de su vida, se encuentra en una encrucijada entre lo que ha sido siempre y lo que ha comenzado a soñar que desea ser.

Socialmente todos desean que sigamos en el camino de siempre, pero tu voz interior te invita en esta etapa a que te explores a ti misma y descubras aspectos que has tenido dormidos durante los años que te has centrado más en el cuidado de los demás y su necesidades. Este proceso es la preparación para darte a luz a ti misma.

¡Lo mejor está por venir!

Escrito por Vicenta Barco para Aire Revista

Aspectos psicológicos en la menopausia

Menopausia, esa etapa no deseada 

 


Booking.com