mascarilla para el acne de cerveza y huevo

Dentro de las mascarillas caseras para la cara que podemos hacer en casa para combatir el acné está esta curiosa mezcla de alimentos

Combatir el acné implica mantener limpia la piel y desinfectada, ya que la infección de la suciedad que se acumula en los poros es la responsable que de aparezca el acné.

Mascarilla casera para el acne con Levadura de cerveza y clara de huevo 

Una curiosa mascarilla para combatir el acné que contiene levadura de cerveza y clara de huevo, dos de los alimentos más beneficiosos para cualquier tipo de piel, combinados son único para las pieles que tienden a acumular grasa.

La levadura de cerveza es un ingrediente natural que nos ayuda a depurar las toxinas que se acumulan en la piel, altamente rica en minerales como el silicio, es uno de los componentes esenciales imprescindibles para tener un cutis joven y firme y podemos alimentar nuestra piel gracias a esta mascarilla casera.

La levadura de cerveza la puedes encontrar en cualquier herbolario y en la sección de complementos de cualquier gran superficie.

Por otro lado, el huevo ese alimento saludable para nuestro cuerpo y tan utilizado en multitud de preparados para cuidar nuestra piel, en este caso específico es la clara de huevo la responsable de aportar firmeza a la piel y reducir el exceso de grasa de la misma, ayudando a mantener una piel joven y tersa

Como preparar la mascarilla para el acné de clara de huevo y levadura de cerveza

Toma un huevo y retira cuidadosamente la clara, desecha la yema de huevo ya que puede estropearse, no obstante que sepas que la yema de huevo por separada es ideal para nutrir las pieles secas, en este caso buscamos el efecto contrario.

Mezcla ambos ingredientes a partes iguales hasta que consigas una textura uniforme y sedosa, que pueda ser manipulada con facilidad. Aplica la mascarilla con la mano en rostro y cuello extendiendo de forma uniforme y deja que seque sola durante veinte minutos, tiempo suficiente para hacer una relajada meditación o escuchar sonidos de la naturaleza, pon siempre una alarma para volver a la realidad y poder continuar tu sesión de belleza.

Retira la mascarilla en su totalidad con abundante agua tibia, una vez totalmente limpia la piel y procede a secarla con cuidado, dando toques ligeros sobre el rostro y el cuello sin restregar la toalla por la piel.

Como último paso, aplica una loción hidratante que sea poco grasa en la zona.

 


Loading...
Booking.com