Nuestra piel necesita limpieza y quedar libre de impurezas, las células de nuestra piel se regeneran y conviene eliminarlas, el pepino se convierte en un gran aliado.

Para que muchos tratamientos de belleza sean realmente efectivos debemos mantener nuestra piel limpia y los poros abiertos. Las mascarillas exfoliantes nos permiten con ingredientes naturales exfoliar nuestra cara y cuello a la vez que aportar muchos otros beneficios.

Mascarilla casera para el acné de pepino

En la lucha contra el acné, los granos y espinillas la limpieza de la piel es fundamental y debemos realizarla de forma continuada, las mascarillas exfoliantes no deben usarse más de una vez a la semana, de esta forma conservaremos nuestra piel limpia y preparada para recibir los otros tratamientos de belleza necesarios para que luzca bella y libre de imperfecciones.

Una de las mascarillas exfoliantes más utilizada es la que se realiza combinando tres ingredientes básicos dentro de los tratamientos naturales de belleza, en este caso aparte de utilizar pepino, uno de los alimentos saludables que es el rey de las mascarillas para la cara, la aportación la realiza la avena, la poderosa miel y un gran aliado, el limón.

Como hacer la mascarilla de pepino y avena

Para hacer esta mascarilla exfoliante de pepino y que además nos ayuda a tratar el acné necesitamos, dos cucharadas de avena, una cucharada de zumo de limón, y medio pepino.

Toma un pepino, reserva dos rodajas con piel, a continuación pela y córtalo por la mitad. Procede a triturar el pepino, bien con un tenedor o un pequeño electrodoméstico. Una vez triturado añade la miel, el zumo de limón y la avena haz con todo una masa homogénea, que quede como una pasta.

Toma el producto resultante y aplica en suave toques esparciendo por toda la cara y el cuello, debes dejar que actúe durante al menos quince minutos. Aprovecha estos quince minutos para dar brillo y rebajar el cansancio de tus ojos colocando sobre ellos las dos rodajas de pepino.

Aprovecha este tiempo para descansar tantos tus ojos como tu cuerpo, escucha música relajante o haz uso de las técnicas de relajación, coloca una alarma para que no tengas que estar pendiente del tiempo.

Una vez terminado pasa a retirar la mascarilla con abundante agua tibia. Seca a continuación con suaves toquecitos con la toalla, nunca restriegues la toalla sobre la piel ya que la puedes irritar.

Esta mascarilla de pepino aporta la exfoliación que da la avena y el poder astringente del pepino que la hace perfecta para limpiar la piel y eliminar esas espinillas y granos que tantos nos afean.

Si quieres conocer más mascarillas caseras para la cara, mascarillas de pepino y como realizarlas y los ingredientes necesarios para ellas, aquí tienes acceso a todas las mascarillas para la cara.


Booking.com