La piel de nuestro rostro está expuesta a agentes externos que la debilitan, estos agentes la hacen envejecer y la llenan de impurezas. Las mascarillas caseras para la cara nos ayudan a cuidar nuestra piel, limpiando, rejuveneciendo, hidratando

y en el caso de esta mascarilla de pepinode la que vamos a hablar ayudando a prevenir el acné.

Efectos de la mascarilla de pepino antiarrugas y contra el acné

Esta mascarilla casera para la cara ayuda a limpiar tu cara y cuello con profundidad obteniendo a la vez un efecto lifting rápido y natural, para realizar únicamente necesitas algunos ingredientes naturales como son el pepino, el huevo, el vinagre de manzana y el aceite de oliva.

Como puedes ver algunos de estos ingredientes son muy utilizados en este tipo de tratamientos de belleza caseros en los que usamos alimentos naturales que nos aportan todos sus beneficios y propiedades.

Os dejamos información sobre las mejores

mejor valoradas en Amazon.

Como hacer la mascarilla de pepino, huevo, aceite de oliva y vinagre.

Para hacer esta mascarilla para la cara de pepino necesitas, un cuarto de pepino, una yema de huevo, una cucharadita de vinagre de manzana y tres cucharadas de aceite de oliva.

Del resto del pepino reserva dos rodajas con piel para usar a posteriori, toma el cuarto de pepino y procede a pelarlo, a continuación junta el pepino con la yema de huevo, la cucharadita de vinagre de manzana y las tres cucharadas de aceite de oliva, todo junto a la licuadora y licua hasta que se haya hecho una pasta homogénea, si no tienes este pequeño electrodoméstico puedes hacerlo con un tenedor.

Una vez lista la mezcla de la mascarilla casera procede a repartirla de forma uniforme por tu cara y cuello, debes dejar que actúe durante media hora.

Aprovecha este tiempo para colocar encima de tus ojos las dos rodajas de pepino que habías reservado y así conseguirás que los gestos de cansancio de tus ojos, bolsas y ojeras se atenúen. Esta media hora puedes utilizarla para relajarte, coloca una alarma para que no tengas que estar pendiente del tiempo y puedas disfrutar.

Procede a retirar la mascarilla con abundante agua tibia, seca la piel con suaves toques de una toalla, no restriegues el paño sobre tu rostro o irritarás la piel.

El efecto es mágico, has conseguido rejuvenecer tu piel, ahora se ve limpia e hidratada.

Aquí puedes acceder a muchas otras mascarillas para la cara caseras que te permitirán cuidarte de forma económica y muy saludable.

 

Booking.com