Mama, nosotros no ¿Verdad? | Cosas de Chicas | Estilo de Vida | Noticias
Suicidios colectivos en la Alemania nazi

Cuando las madres tiraban al río a sus hijos.

Finales de la segunda guerra mundial, Hitler estaba a punto de perder la guerra, la victoria que tanto anunciaba se había convertido en un sueño efímero. Una oleada de suicidios se suceden, antes morir que vivir en un país que no gobiernen los nazis, calculan que más de 10.000 personas tomaron esta decisión.

Me gusta mucho la historia y si bien había oído relatar de los suicidios que los principales líderes nazis, quitarse la vida implicaba llevarse al otro mundo al resto de la familia, como ejemplo podríamos citar a Goebbels, se suicidaron él y su mujer junto con sus seis hijos a los que envenenaron.

Hoy esta anciana tiene 76 años, Bärbel Schreiner, entonces era una pequeña de seis años que estuvo a punto de morir a manos de su madre. Su hermano consiguió convencer a su madre de que no los matara al igual que muchos otros padres lo hacían: “Mamá, nosotros no, ¿verdad?”, recuerda Schreiner que dijo su hermano, mientras observaba el río Peene, repleto de cadáveres. “Todavía me acuerdo del agua enrojecida por la sangre. Sin esas palabras, estoy convencida de que mi madre nos habría ahogado a los dos. (fuente el país)

Como es habitual los ciudadanos anónimos pasan desapercibidos, nadie había prestado atención a los miles de seguidores de los fanáticos nazis, esta historia lleva el historiador y escritor Florian Huber a escribir el que se está convirtiendo en un bestseller “Hijo, prométeme que te vas a disparar”, un rotundo éxito que ha sorprendido incluso a su autor.

Demmin, pequeña ciudad en el noroeste alemán, en su museo se conservan los documentos oficiales que reflejan todos los fallecidos de aquel 8 de mayo de 1945, familias completas, el mayor suicidio colectivo de la historia de Alemania se vivió en esos momentos. Todos fallecidos en el mismo día, causa de la muerte “suicidio”.

¿Que lleva a miles de personas al suicicio?

Que lleva a miles de personas al suicidio colectivo es algo que nunca podré entender, supongo que psicológicamente el suicidio “es contagioso”, si ves que todo el mundo lo hace, es posible que también tu te lo plantees. ¿El miedo a las represalias de los vencedores? ¿los años de sufrimiento durante la guerra? ¿el fracaso del sueño no conseguido?, realmente es un tema complejo.

Una locura colectiva, que nadie acierta a explicar, muchos inocentes perdieron la vida. Fanatismo, contagio, miedo, coctel molotov que no acertamos a comprender.

En solo para mujeres, muchos de nosotros hemos oído hablar de suicidios colectivos de menor magnitud en grandes colectivos sectarios, a la orden de su líder en la idea de alcanzar el paraíso anunciado.

También todos hemos leído noticias de personas que en su frustración acaban con su vida y arrastran a sus hijos con ellos.

El derecho a la vida es el derecho que se reconoce a cualquier ser humano que le protege de ser privado de la vida por terceros, el derecho usualmente se reconoce por el simple hecho de estar vivo; se considera un derecho fundamental de la persona, y es recogido no sólo entre los derechos del hombre sino la abrumadora mayoría de legislaciones de forma explícita.”

Solo deseo, que cuando alguien intente arrastras a sus hijos con ellos a la muerte, recuerde que el ser padre o madre, no le da derecho a decidir sobre la vida de ellos, los hijos no son propiedad de nadie.

“El hombre no posee el poder de crear vida por tanto tampoco posee el derecho a destruirla”

 


Booking.com