la siesta perfecta

La siesta, ese placer absoluto que dicen que se inventa en España y que es norma de obligado cumplimiento sobre todo en las calurosas sobremesas del verano.

Un lujo, sí señor, reconocido por muchos países a día de hoy que todos deberíamos hacer, dormir una siesta tiene multitud de beneficios.

“La siesta es un acto saludable que ayuda a aumentar nuestra concentración, los niveles de alerta, la productividad, el buen humor, la creatividad y reduce los niveles de estrés”

Muchos estudios e informes de diferentes universidades del planeta indican que este sueño de día mejora también el ritmo cardiaco disminuyendo la hipertensión.

Muchos personajes famosos son seguidores de esta práctica, Albert Einstein, Churchill, Kennedy, Cristiano Ronaldo, Penelope Cruz, Messi… En muchos países avanzados como pueden ser EEUU o Japón ya hay espacios específicos creados por la grandes empresas para que sus empleados puedan dormitar después de comer.

Como es la siesta perfecta

Para conseguir una siesta benéfica es importante cumplir con algunos requisitos, entre ellos la hora, donde y cuanto debe durar, si te pasas de tiempo durmiendo la siesta es posible que tengas problemas para dormir por la noche. Por cierto, si tienes insomnio ni se te ocurra dormir una siesta.

Los principios de una siesta perfecta

Duración, la siesta para que sea beneficiosa debe de ser corta, corta es aproximadamente entre 20 y 30 minutos. Este tiempo está confirmado por la NASA en el año 2011 y dos años mas tarde por Harvard y la Clínica Mayo. Si es mas larga puede provocar somnolencia.

Hay un matiz, este es que si con la siesta se pretende mejorar el aprendizaje podemos alargarla hasta los 90 minutos, de esta forma llegamos al sueño REM y asimilamos lo aprendido, aunque es difícil medir el momento exacto en que hay que despertarse.

Dormir en un sitio oscuro, es importante acondicionar el lugar de la siesta para que se parezca lo más posible al sueño nocturno, echa las persianas o ponte un antifaz.

Para dormir la siesta procura que haya silencio absoluto o utiliza ruido blanco.

La peli de por la tarde, o los documentales de animales no son adecuados para echar la siesta, es importante el silencio y no conversaciones de fondo. Nuestro cerebro no descansa si hay un ruido detrás, si nos dormimos con la tele es porque nos relajamos y desviamos lo que tenemos en la cabeza.

Si no hay silencio o ruido blanco para poder dormir, no es una siesta de calidad.

Tumbado, mejor que sentado. ¿Quien no recuerda a los abuelos sentados en la silla dormitando después de comer?. Si queremos dormir, debemos hacerlo si es posible tumbados que es como dormimos normalmente.

Si no estamos tumbados tardaremos el doble en comenzar a dormirnos, esa es la explicación de porqué mucha gente no es capaz de dormir en el coche, el tren o el avión.

El tiempo de duración de la siesta

No hagas la siesta a las seis de la tarde o luego no podrás dormir bien por la noche, recuerda que no debe ser muy larga, lo suyo es hacerla antes de las cuatro de la tarde, entre la una y las cuatro es buen momento para empezar a sestear.

Siesta = mente en blanco

Para poder dormirte pronto si no estás agotado o lleno de preocupaciones es importante no tener cosas rondando por la cabeza, si tienes cosas que hacer después de la siesta anótalas, ponte una alarma y así cuando te levantes estarás en condiciones para ponerte en marcha.

Movil, por supuesto apágalo… no olvides poner la alarma.

La tranquilidad de que nadie te sobresalte en tu sueño es algo que ayuda a comenzar a dormir en seguida, añadido a la tranquilidad de saber que la alarma te va a avisar de que ha llegado el momento de volver a la acción.

Aunque hay personas que tienen un chip mágico que les avisa de que ha llegado el momento de despertar, la mayoría no tiene ese don.

El café, deja ese alimento saludable para después de la siesta o tómalo justo antes. Ya hemos hablado de los beneficios del café, para la siesta no está prohibido sin embargo es importante recordar que el café tiene cafeína que puede impedirnos dormir, tu ya sabes si eres o no sensible a la cafeína, en función de ello decide si posponerlo para después o tomarlo justo antes de echar la cabezadita.

Y ahora, a disfrutar de los beneficios de la siesta.


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso Más información
De acuerdo