la menopausia y las emociones

No sólo el cuerpo de la mujer siente la llegada del climaterio femenino y aún más el de  La mente de la mujer y también sus emociones se ven afectadas.

Síntomas de la menopausia

Sensación de cansancio, irritabilidad, preocupación, ansiedad, miedos, insomnio, dificultad en la toma de decisiones, nos hablan de cambios hormonales que comportan cambios bioquímicos: déficit de estrógenos asociado a un déficit de serotonina.

La crisis de la menopausia tiene sus fases y produce en la mujer, transitoriamente un estado mental complejo. Se ve afectada su autoimagen, estado psicológico, sexualidad, sus relaciones familiares, de pareja y su capacidad funcional.

Llegados a este punto tengo que comentarte una cosa: Los cambios hormonales de por sí, aunque producen alteraciones no justifican nuestros estados cambiantes de ánimo. Decía Epicteto, filósofo, que vivió en el siglo V antes de C, en su Manual de Vida que “No nos hacen daño las cosas, sino la opinión que tenemos sobre ellas”.

Esto es una verdad que nuestra cultura no enseña. Lo que nos enseñan, ante los estados de ánimo que tenemos, es responsabilizar a nuestras hormonas de lo que nos sucede, nos empeñamos en decir que, las alteraciones que padecemos a nivel emocional son consecuencia de la menopausia, agravadas por nuestro entorno, la sociedad en que vivimos o/y los acontecimientos que ocurren en nuestra vida cotidiana.

Esto no es exactamente así ya que entre lo que nos sucede y nuestra manifestación externa de ello, nosotros incorporamos un factor determinante: El Pensamiento.

La Menopausia y el pensamiento, las emociones

Es decir ante el estimulo nosotros de forma automática incorporamos lo que pensamos de lo que nos sucede, las creencias que tenemos etc.

Esta incorporación viene determinada por dos factores que son importantes resaltar: El primero de ellos, la evaluación valorativa, que pensamos de lo que nos sucede, nuestra percepción, si consideramos beneficiosa o negativa… de todo ello depende que lo que nos sucede salga al exterior de una forma u otra bien como algo “intolerable, o fastidioso o bien tomándolo como algo natural y minimizando lo que sucede.

El segundo factor, que actúa entre el estimulo y la expresión emocional, se refiere a los mecanismos socioculturales y personales de control emocional. Es decir que está bien aceptado en nuestra sociedad como “buena reacción” ante lo que nos sucede y como queremos que se nos considere a nosotras “sacrificadas, optimistas, con achaques…etc.

Así pues, tu reacción ante lo que te sucede, va a depender de la evaluación que hagas del estímulo, es decir, del significado que le dé a este, y de la respuesta de afrontamiento que genere. Y esto es una buena y mala noticia a la vez.

Mala porque nos hace responsables de lo que Sentimos y buena porque está en nuestras manos poderlo modificar.

Como gestionar emocionalmente la etapa de la menopausia 

¿Cuál es la estrategia a seguir para gestionar bien tu realidad emocional?

Para empezar, no se gana nada con clasificar las emociones en buenas y malas, es mejor considerarlas como una orientación. Tampoco hay un modelo exacto de cómo hay que comportarse, sino que cada mujer tiene que conocer que le afecta y aprender a manejar estas situaciones.

Hay dos errores que no tenemos que cometer ante las emociones, sino queremos que más pronto que tarde nos pasen factura: El primer error es: Luchar contra ellas. Esto lo solemos hacer cuando las negamos, las criticamos o despreciamos o cuando nos contenemos o las reprimimos.

Con frecuencia nos cuesta trabajo reconocer que estamos tristes, que nos preocupa algo, o bien decimos que es algo sin importancia y que no está bien que los otros sepan lo que me sucede. ¡Que ya pasaran y que como han venido desaparecerán!

El segundo error es: Dejarse llevar por ellas: Reaccionar sin importar el momento ni la intensidad o incluso el magnificarlas. Hay mujeres que encima se autoexculpan: "Es que no las puedo controlar, si no me aceptas es tu problema". O creen que es ser sincera actuando de esta forma:"Tengo que sacar lo que llevo dentro, digo lo que siento, así que no me importan las consecuencias".

Pese a que oímos diariamente lo beneficiosos que son una alimentación saludable, ejercicio físico, la manera más importante de contribuir a tu bienestar durante la Menopausia y toda tu vida, es la calidad en el proceso de nuestros pensamientos.

Ser positivo, superar la menopausia, gimnasia emocional 

Este poder es un don valioso, a la luz de la absoluta falta de control que tenemos en otros aspectos de la vida. Tú tienes el poder de reducir al mínimo tu malestar, pero también tienes el poder de dejarte llevar por lo que te sucede y debilitarte pensando en todo lo malo que te sucede

Lo que yo hoy te propongo es que hagas gimnasia emocional, es decir, que pases a la acción. Las cosas más valiosas solo se aprenden cuando se hacen.

El primer ejercicio que te propongo es que durante la semana, te hagas consciente de tus estados emocionales, angustia, irritabilidad, nerviosismo…. Cuando te sientas así, párate y observa lo que estas sintiendo, ponle nombre y trata de ver que pensamientos son los primeros que vienen a tu mente.

Escribelos cada día, te ayudará a darte cuenta si ante lo que te sucedes, hechas leña al fuego o tratas de verlo como algo natural.

El segundo ejercicio es que veas si cometes alguno de los dos errores que te he comentado antes: Luchar contra las emociones o dejarte llevar por ellas. Anota como has reaccionado, si has callado, expresado correctamente lo que te sucedía, o has explosionado en llanto sin control o con rabia contenida.

No te asustes, si tienes comportamientos o pensamientos que no te gustan, para manejar de forma adecuada nuestras emociones tenemos que ser conscientes de todo lo que nos ocurre.

Lo esencial es aceptar y comprender, que la menopausia es el comienzo de un cambio que desembocará en un nuevo proceso de crecimiento y realización personal. Para conseguir a lo largo de este proceso de metamorfosis llegar al centro de ti misma. Apropiándote de tu cuerpo y tus emociones lo conseguirás.

Relativiza lo que te sucede, aprende a ser la dueña de tus reacciones. Así conseguirás la serenidad y sabiduría que todas deseamos en nuestro otoño.

Escrito por Vicenta Barco para Aire Revista femenina

 


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo