la llegada del primer hijo

Está en camino y va a llegar tu primer hijo. Cuando los niños aparecen en tu vida familiar de pareja, todo parece que es más pequeño, los cambios son notables y hay que adaptarse.

Un pequeño y adorable “intruso” se ha instalado en casa, antes de llegar incluso la decoración empieza a cambiar, aparecen muebles nuevos, juguetes, accesorios que antes ni hubieras imaginado, “nuevo mobiliario” acaba de aterrizar en casa. ¿Qué le ha pasado a tu salón?

Como afrontar la llegada de tu primer hijo

La paz y el silencio habitual desaparece en cualquier momento, los lloros son la nueva cadena musical y no tienen un tiempo programado, intentar no oírlo es absurdo, hay que pasar a la acción.

El silencio se ha convertido en algo muy valorables, cuando todo  queda en silencio tu misma te asombras de no escuchar nada, tu mente te engaña y oyes en tu cabeza lloros que no existen, incluso vas y te asomas para ver que realmente está dormido.

Trucos para afrontar la llegada de tu primer hijo

Si eras alguien ordenado, es posible que comiences a sentir que el desorden también es decorativo, tal vez es el momento apropiado para cambiar el estilo decorativo y aprender a vivir de forma mas sencilla, la colección de soldaditos del aparador estaría mejor en una vitrina bien cerrada o mejor, en una caja en el trastero.

Si eres escrupulosa, dejarás de serlo o morirás de estrés, no hay nada malo en que la casa no esté limpia al máximo y todo es susceptible de ensuciarse o de oler de cualquier forma, los fluidos de los niños son muchos y variados.

Orden=relax, así que ya sabes, minimalismo y eficacia.

Tal vez es el momento en que más te vas a comunicar con tu madre, como para ser padres no hay manual, la experiencia es un grado y ellas son expertas, además animan, consuelan y siempre están dispuestas a echar una mano. (ten cuidado no sea que no salgan de tu casa)

Viajar con niños, busca una guía de supervivencia

Siempre te ha gustado viajar, ahora es el momento de seguir haciéndolo, únicamente el equipaje es diferente, el hotel y el resto de actividades también y puede que te interese leerte unas cuantas web de recomendaciones para viajar con niños.

Abre tu mente, no te nieges a hacer lo que te gusta, es solo un cambio de logística.

Tu alimentación ha pasado a ser el menú de sobrantes, si ellos no quieren comer, no les gusta o sobra, pasa a ser tu menú. Tal vez haya que encontrar otra guía, la de como alimentar a una madre primeriza.

Dormir es todo un reto. ¿antes no valorabas este maravilloso bien?, ahora matarías por una noche de tranquilidad, el día tampoco es una opción, aunque ha veces es la solución de urgencia después de una mala noche. Si el duerme, tu también. Aquí tienes algunos consejos para dormir mejor

Busca tus momentos kit kat, esto es cosa de dos o de una ayudita en ciertos momentos. Tu hora de ducha tibia con un buen te, en silencio. ¿La abuela te ha dicho que le encantaría darle una vuelta por el parque?, di que sí, tu media hora de gloria ha llegado.

¿Existe la intimidad? Bueno, eso es tanto como decir que existe una pareja y que hay algo más que se llama ¿sexo? ¿relaciones de pareja? Esto ¿no se acaba al ser padres?. Es importante ir marcando tiempos y buscar espacios para vosotros.

Ser madre merece la pena ¿alguien dice lo contrario?, si bien tu también existes, no lo olvides.


Booking.com