Estamos tan ensimismados en proteger el bienestar de los adultos, que a veces, nos olvidamos de ayudar a fomentar la autoestima en nuestros pequeños.

Sin embargo, es fundamental que los niños crezcan con confianza, seguros de sí mismos, para formar, luego, un mundo de adultos equilibrados

Los niños no deben ser perfectos., queremos que confíen en sí y en el potencial que deberán desarrollar.

Por ello, aquí te contamos 12 tips para aumentar la autoestima de los niños y ayudarles a que sean más felices:

12 Consejos para la autoestima en los niños

1.-Dedicarles un tiempo de exclusividad

El niño nos necesita, y, por ende, nos reclama, debemos considerarlos cuando nos soliciten.

Por ejemplo, cuando viajamos  con ellos no estar mirando el teléfono móvil, ya que hay miradas y momentos que nos perderemos

Dedicarles parte de nuestro tiempo es fundamental para que ellos se sientan seguros de que siempre estaremos cuando nos necesiten.

2.-Corregir sus errores con cariño

Todos los niños son una esponja, absorben lo bueno y lo malo que hacemos o decimos.

Por ese motivo y  con paciencia y sin gritarles, debes enseñarle que el aprendizaje es mutuo, tu como madre también tienes que aprender

3.-Dale responsabilidades: Fomenta su autonomía

Deja que tome diferentes decisiones con respecto a sus relaciones, hábitos o tareas cotidianas.

Por ejemplo, puede cocinar contigo, recoger o secar los platos, colaborar con el aseo, guardar los juguetes, elegir la ropa que se quieren poner, entre otros

Recuerda siempre que la responsabilidad que le brindes tiene que ser acorde a la edad que tiene cada uno de ellos y a su madurez.

4.-No hagas comparaciones

Lo de que “las comparaciones son odiosas”, es mucho más que eso, no debes compararlos con sus hermanos ni con sus pares o amigos.

Nadie es mejor que nadie. Solo somos distintos. Acepta las diferencias y enséñales a hacerlo a ellos también

5.-No lo “etiquetes” de forma negativa

Evita decirle que es “torpe”, “tonto” o “malo”. Esto no ayuda a crecer su autoestima de manera saludable, y recuerda que nuestras palabras son magia, buena o mala.

Además, estas etiquetas son afirmaciones que, a largo plazo, hacen que los niños las incorporen como parte de su personalidad

Cuando realicen algo que no te gusta, hay varias maneras de decirle que no vuelva a hacerlo.

Puedes explicarle, si le pegó a alguien, que eso lastima a la otra persona, que si rompe los juguetes no podrá jugar más con ellos

Debes encontrar otra manera para indicar que no te gusta cómo se comporta, buscar en lenguaje en positivo para mejorar su autoestima.

6.-Tampoco lo etiquetes con halagos.

Es decir, evita de forma recurrente decirle si es “Bueno”, “listo” o “inteligente”, el niño no comprenderá qué significa cada halago, ni en qué se fundamenta.

Es mejor si le dices, por ejemplo, que realizó bien su tarea. Puedes juzgar el comportamiento, pero no al niño

7.-Establece límites claros

Si has puesto alguna condición razonable para no dejarlo hacer tal o cual cosa, hazla valer, mantente en tu sitio con firmeza.

De lo contrario no te tomará en serio, y siempre intentará negociar

Debes mostrarte firme y ser consistente con lo decides.

8.-Valida sus emociones

Si el niño llora, es muy probable que se haya lastimado o bien que le ocurra algo que le hace sentir mal.

No le digas ¡No pasa nada! En realidad, si pasa, y no le estamos dando la relevancia suficiente

Dale la importancia que tiene a cada cosa y valida sus emociones.

9.-Destaca su esfuerzo, no el resultado.

No te centres en la nota que ha sacado, lo importante es que se haya esforzado y que logró constancia para obtener buenos resultados.

Céntrate en valorar su esfuerzo. Ayudarás a reforzar su autoestima

10.-No lo sobreprotejas

No lo vigiles permanentemente, ni hagas guardia. Ellos necesitan tener oportunidades para desarrollarse de manera constante, no para estancarse.

Crear niños burbujas fomenta la inseguridad y la dependencia

11.-Reserva momentos con ellos

Busca un espacio individual cada uno. Haz que se sienta importante, y el protagonista durante unos minutos u horas.

12.-Quiérelo de forma Incondicional

Además de sentirse protegido y cuidado, el niño debe sentirse amado.

El cariño es la mejor manera para ayudarle a desarrollar su autoestima y su confianza en sí mismo

Los besos y abrazos son válidos, pero también debes demostrarlo con hechos y actitudes, hazle saber que, aunque se equivoque siempre estarás a su lado para apoyarle.  


Booking.com