La ansiedad y los nervios

Si alguien no ha sentido nervios en muchas circunstancias de su vida, es que no está vivo. Un examen, una exposición, una firma de un contrato.

El estado de agitación que precede a un acontecimiento importante para nuestra vida es algo normal, sin embargo hay ocasiones en que este estado de nervios puede llegar a alcanzar unas dimensiones no manejables, puede incluso llegar a impedir que nuestra vida se desenvuelva con normalidad.

La ansiedad, el estado de nerviosismo de alto nivel se convierte en un muro infranqueable que nos impide hacer una vida normal, haciendo además que suframos. Entonces nos podemos preguntar:

¿Por qué tengo ansiedad y que puedo hacer?

La ansiedad conlleva pensamientos, emociones, síntomas físicos, fisiológicos y de conducta.

Cuando la ansiedad entra en escena es debido a ciertos eventos, actos, circunstancias que la persona siente como amenazas, pueden ser reales o no y pueden ser a nivel físico o psicológico.

La ansiedad es diferente del miedo

El miedo es una reacción automática y básica ante el peligro, podríamos decir que es una reacción primaria, la ansiedad se genera cuando se siente la amenaza y esta añade al propio pensamiento.

El pensamiento que va unido al estado de ansiedad suelen mostrarse incontrolables, nos hacen sentir vulnerables, indefensos, nos crean incertidumbre y nos paralizan ante la posible resolución de los problemas.

Que caracteriza a la ansiedad.

  • La ansiedad se basa en razonamientos no reales o no adecuados sobre la amenaza o el daño posible
  • Hace que la persona no pueda afrontar las situaciones difíciles.
  • La ansiedad suele tener una duración en el tiempo. Conlleva síntomas físicos, por ejemplo sudoración excesiva, taquicardias, cambios de color en la piel, etc.
  • La ansiedad nos come porque nos hace sentir totalmente vulnerables, dejamos de tener control por lo que nos sentimos indefensos ante los peligros externos o internos, existan de forma real o no.
  • Esto último implica que es posible que lo que dispare nuestra ansiedad realmente no sea dañino ni peligroso, aunque pensemos que es realmente peligroso.
  • Cualquier amenaza  o señal de peligro por mínima que sea nos va a causar una alarma excesiva y nos va a hacer sentirnos amenazados.

Si tomamos como ejemplo un examen, nos enfrentaremos al mismo ignorando por completo todo lo que hemos estudiado y todos los conocimientos que hemos preparado.

La intensidad de la ansiedad puede variar en función de la primera sensación de amenaza y la evaluación posterior de los riesgos reales y de nuestra propia capacidad para poder controlar la situación.

¿Cómo puedo controlar los nervios y la ansiedad?

Es posible controlar y combatir la ansiedad, podemos ver algunas pautas generales para conseguir rebajar en la medida de lo posible la sensación de nerviosismo que nos inunda.

Piensa en que es lo peor que puede ocurrirte, piensa en que eres otra persona y en que te dirías para calmarte y darte seguridad. Si intentas ver la situación desde fuera, como un espectador podrás evaluar de forma real la amenaza y su potencial.

Seguro que más situaciones similares se han dado en tu vida, haz memoria de como las has afrontado y los resultados en positivo que has conseguido al hacerlo, te sentirás más fuerte y pondrás en valor lo eficaz que eres.

Técnicas de respiración, meditar, técnicas para relajarse. Saca los manuales y comienza a practicar estas terapias, el simple uso de la respiración te permite salir de forma rápida y sin pensar de ese estado de nerviosismo y ansiedad.

Si las situaciones de ansiedad se suceden de forma continua y si estás entorpeciendo tu ritmo habitual de vida es importante que te pongas en manos de un especialista de la salud.

Pedir ayuda es bueno y más a una persona que conoce perfectamente cómo ayudarte.

Ten claro que todos tenemos momentos de ansiedad, forma parte de nuestra vida y en su justa medida nos ayuda a prepararnos ante las adversidades y los retos, nos protege al fin y al cabo de las amenazas y peligros.

Si la ansiedad está tan presente en tu vida que te está afectando continuamente, es el momento de tomar el control de la situación y combatir la ansiedad.

Recuerda, eres todopoderosa, tú puedes.


Booking.com