ingredientes crema antiedad

Para elegir una buena crema antiarrugas lo primero que tienes que hacer es conocer los componentes y principios activos antiedad que debe contener para que funcione y que hace cada uno de ellos.

INCI, ingredientes antiedad

Te contamos a continuación los principales ingredientes que siempre debes buscar en la composición de tu próxima crema antiedad:

¿Qué ingredientes debe tener una crema antiedad?

 

Ácido Hialurónico

Este es uno de los ingredientes activos antiedad naturales preferidos del mundo de la cosmética, es la capacidad de absorber el agua que tiene esta molécula definitivamente le hace asombrosa.

El ácido Hialurónico, producido naturalmente por nuestro organismo en pequeñas cantidades, es capaz de absorber hasta 1.000 veces su peso en agua, por lo cual su acción hidratante es una de las mejores.

Este componente al ser añadido a una crema antiedad se introduce entre los poros de la piel rellenando los surcos existentes e hidratando la piel, es algo que siempre debes buscar en la mejor crema antiarrugas.

El resultado es que dentro de estos surcos, esta molécula se hincha de agua ofreciendo un efecto de relleno que va disimulando y mejorando las arrugas.

Pero eso no es todo, además el ácido hialurónico tiene la capacidad de estimular los procesos de regeneración y cicatrización de la piel, así como la producción de colágeno que es tan vital para la piel.

Protector solar

No es una sorpresa ¿Cierto? Porque la protección de la piel contra los rayos del sol es vital para retrasar el envejecimiento.

Tu crema antiarrugas debe contar con un protector solar de amplio espectro, que te mantenga protegida durante todas las épocas del año, incluso aquellas donde normalmente no disfrutas de un sol radiante.

Este protector debe resguardar la piel tanto de los rayos UVB, responsables de las quemaduras del sol, como de la radiación UVA que es la responsable del 80% del envejecimiento de la piel y el daño celular.

 

Es preferible tener claro que tu crema antiedad no tiene protección solar y usar una crema de protección solar adicional, a que indique que si lo lleva y que su eficacia sea mínima, esto también es muy valorable.

Hidroxiácidos

Este es un componente que debe estar sí o sí después de cumplir los 30 años, que es cuando nuestra piel comienza a mostrarnos la verdadera cara del tiempo, dándole paso a pequeños surcos o arrugas, flacidez y pérdida de vitalidad.

Los hidroxiácidos tienen la capacidad de aflojar las uniones iónicas de la piel, entre las células muertas de la superficie, lo que hace que estas mismas células muertas sean mucho más sencillas de retirar sin tener que frotar ocasionando un daño.

Hay dos tipos de hidroxiácidos entre los cuales debes elegir según tu tipo de piel.

Los primeros son los alfahidroxiácidos o AHAS como el ácido glicólico, azalaico y láctico que son un poco más agresivos, y los segundos son los betahidroxiácidos como el ácido salicílico, con el cual seguro estas familiarizada si tu piel es grasa o con tendencia a desarrollar acné (sí, incluso a los 30.)

Resveratrol

Este ingrediente activo por su parte no es más que un antioxidante ideal para la piel, que se encuentra presente en las uvas por ejemplo.

Es un polifenol que previene el daño ocasionado por los radicales libres, estimulando al mismo tiempo la renovación de las enzimas antioxidantes del cuerpo, lo cual es perfecto para retrasar el envejecimiento.

Lípidos

Llega un punto en nuestra vida en el cual en lugar de huir de los productos con aceites añadidos, debemos más bien volver a introducirlos en nuestra rutina de belleza ¿por qué?

Sencillamente porque después de los 30 años nuestra piel produce menos lípidos que antes, lo cual la hace mucho más propensa a los daños externos.

La idea principal de este ingrediente es reforzar esa capa externa que no está permitiendo que retengas la hidratación normal de la piel y que ahora mismo permite que se escape.

Cuando busques este ingrediente en tu crema antiedad, fíjate que cuente con omega 3, 6 o 9, ceramidas o colesterol.

Coenzima Q10

Otro ingrediente natural producido por nuestro organismo, específicamente en la epidermis, pero que con el paso del tiempo y la exposición al sol va disminuyendo.

 

La Coenzima Q10 es un importante antioxidante que no puedes dejar de lado.

Vitaminas C y E

Muchos de los agentes externos que no podemos evitar en nuestro día a día, forman un ambiente perfecto para que los radicales libres, dañinos para nuestra piel, se desarrollen.

Si permites que a tu piel le ataquen perderás poco a poco no solo la firmeza, sino la elasticidad de la piel y permitirás la aparición de arrugas, es por ello que las vitaminas E y C son esenciales para evitarlo, con un poder antioxidante que les mantiene activas.

Mejor Precio Nezeni Cosmetics

Booking.com