Estudiar en Casa correctamente covid 19

Muchos educadores consideran que estudiar en casa tiene muchas ventajas, actualmente y por las circunstancias que estamos viviendo por el coronavirus puede ser una opción de obligado cumplimiento.

Lo importante a la hora de estudiar en casa es crear un ambiente cómodo y de baja presión.

Sin embargo, hay algunas razones por las que puede ser difícil estudiar en casa; con tantas distracciones, es fácil aplazarlo, cuando se empieza, es fácil salirse del camino.

En casa, las distracciones pueden impedir que se logre lo que se necesita hacer.

Distracciones que tenemos que evitar son:

  • Ver la televisión.
  • Navegar por los medios sociales u otras actividades.
  • Juegos en línea o consolas.
  • Chatear o hablar por teléfono con amigos en medio de nuestras horas de estudio.

Esta comprobado que estas distracciones son muy peligrosas a la hora de cumplir tu objetivo de estudiar o completar esa tarea.

Aprender a estudiar desde casa.

A continuación te damos los mejores consejos o trucos para ayudarte a mantenerte concentrado y a hacer más cosas cuando estudias en casa.

I.  Estudia activamente, tan simple como hacer preguntas antes, durante y después del tiempo de estudio.

Esto no sólo ayuda a dar dirección a tu sesión de estudio, sino que también te ayuda a mantenerte en el camino y reflexionar sobre cómo mejorar para tu próxima sesión de estudio.

Formúlate las siguientes preguntas antes de iniciar tu sesión de estudio.

  • ¿Qué estoy a punto de aprender?
  • ¿Qué es lo que ya sé sobre este tema?

A medida que vas profundizando en el aprendizaje puedes plantearte las siguientes cuestiones.

  • ¿Cómo encaja esta información en un panorama más amplio?
  • ¿Entiendo lo que acabo de leer?
  • ¿Hay alguna palabra o idea clave que deba escribir? ¿Por qué son importantes estas palabras e ideas?

Y finalmente una vez que hayas terminado tus horas de estudio, puedes contestar a las siguientes cuestiones.

  • ¿Qué puedo sacar de esta sesión de estudio?
  • ¿Qué necesito revisar o aprender la próxima vez?

II. Otro factor determinante  y sobre todo cuando se pasa mucho tiempo en casa, es descuidar las horas de sueño.

Cuando vamos al colegio solemos tener un horario fijo, la hora de que nos acostamos, o la hora que nos levantamos. Al no ir a clase podemos perder esta rutina, por lo que es importante respetar las horas de sueño.

Si no descasamos nos va a ser muy difícil poder estudiar en casa, donde necesitamos estar frescos y atentos. Todo va a depender de nosotros.

Estudiar la ESO.

Los estudiantes de todas las edades deben dormir al menos ocho horas cada noche de escuela.

Es la mejor manera de asegurarse de que el cerebro está refrescado y listo para procesar toda la información aprendida durante el día.

Puede ser tentador quedarse despierto hasta tarde cuando sabemos que tenemos flexibilidad a la hora de levantarnos.

Una noche completa de sueño es especialmente importante , mejora la memoria para el material de prueba, lo que conduce a mejores resultados en el aprendizaje.

III.  Estudia en el momento adecuado.

Cada estudiante tiene sus propios altibajos diarios. Algunos son noctámbulos mientras que otros prefieren la mañana.

Aprovecha el momento del día en que te sientas más productivo, y no intentes forzarte a estudiar cuando tu poder cerebral no está en su punto máximo.

Intenta estudiar cuando estés más alerta, para poder procesar y retener la información que estás estudiando.

Por regla general, la mejor hora para estudiar es a partir de las diez de la mañana.

IV. Tener un área de estudio fijo, por ejemplo la mesa de la cocina o en el escritorio de tu dormitorio.

Crea un área de estudio que sea una zona de estudio designada. Intenta reservar tu cama para dormir y evita estudiar en ella (¡puede ser demasiado fácil dormir una siesta!).

 Lo más importante es mantener el espacio de estudio limpio y organizado para que puedas dedicar más tiempo al estudio.

V.  Come correctamente.

¡No te olvides de comer! Tu cuerpo (y tu cerebro) necesita combustible para ayudar a mantenerse en forma.

Además, es difícil concentrarse cuando tu estómago está gruñendo.

Come bocadillos saludables mientras estudias, pero asegúrate de prepararlos con antelación para no pasar demasiado tiempo fuera del área de estudio.

Recuerda que más tiempo fuera significa más oportunidades de distraerse.

VI. Es importante que nada te distraiga de tus horas de estudio, así que al menos durante un periodo de dos horas déjate libre de tareas.

Está comprobado que el máximo rendimiento en el estudio se consigue a partir de los 45 minutos que comenzamos y se prolonga hasta las dos horas, en ese intervalo no debes hacer ningún corte.

Pasado ese tiempo puedes hacer pequeñas pausas de unos 15 minutos para descansar y continuar con el estudio.

Es importante por tanto, que realices tus tareas diarias antes de empezar la sesión de estudio para evitar interrupciones.

VII. Crear un horario.

La creación de un horario ayuda a organizar tu tiempo, programa tus descansos y es especialmente útil cuando tienes varias asignaturas que estudiar.

 Anota tu horario para que puedas recordarlo y consultarlo a menudo.

Establece límites razonables para la cantidad de tiempo que dedicas al estudio cada día, y divide tu sesión de estudio en trozos de tiempo manejables.

VIII. Usa alarmas en tu tiempo de estudio.

Relacionado con lo anterior, usa un control de tiempo que te permita llevar la cuenta del tiempo y para asegurarte de que te ciñes al horario que has creado.

Establecer una alarma te ayuda a mantenerte concentrado en la tarea que tienes entre manos, comprometido a trabajar hasta que la alarma suene.

Por encima de todo, ayuda a mantener tu tiempo de descanso efectivo y libre de culpa (¡porque te lo has ganado!).

Homeschooling España.

Si el estudiar desde casa se ha tomado como una solución a la crisis sanitaria que estamos viviendo por el virus COVID 19, es algo que no es nuevo en España.

El homeschooling significa educación en el hogar.

En todo el mundo cada vez más padres eligen educar en casa en lugar de enviar a sus hijos a escuelas públicas o privadas.

Es un movimiento que empezó a crecer en la década de 1970, cuando algunos autores e investigadores populares, como John Holt y Dorothy y Raymond Moore, empezaron a escribir sobre la reforma educativa.

Ellos sugirieron la educación en el hogar como una opción educativa alternativa.

Obviamente requiere la implicación de los padres en el proceso educativo.

Según el Instituto Nacional de Investigación sobre Educación en el Hogar, ahora hay más de dos millones de niños educados en el hogar en los EE. UU., y el porcentaje aumenta rápidamente entre 7 y 15 por ciento cada año.

Las familias que educan en el hogar a menudo combinan ciertas materias que no son necesariamente de un grado o edad específicos, como historia, literatura y artes.

Por ejemplo, los niños de distintas edades pueden estudiar juntos el mismo período histórico y luego se les asignan tareas que reflejan su edad y capacidad específicas.

En el caso de los estudios de otras materias, como matemáticas y lectura, un padre que imparte la educación en el hogar podría dar clases particulares a cada niño para satisfacer sus necesidades individuales.

Mientras tanto, dependiendo de la edad de cada niño, los otros estudiantes pueden estar trabajando en tareas individuales o jugando en otra habitación.

Actualmente el Homeschooling en España no tiene la suficiente cobertura legal, ya que el artículo 4 de la Ley Orgánica de Educación establece la obligación de escolarizar a los niños a partir de los seis años y durante un periodo de diez años hasta los dieciséis.

Podría ser considerado como una actividad ilegal y que los progenitores pudieran perder la patria potestad.

Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso