el color de tu personalidad

¿De qué color es tu personalidad? El color forma parte de nuestro día, la realidad de todo lo que nos rodea está envuelta en un mosaico de colores.

Nosotros, siempre tenemos cerca un color más predominante, nos vestimos, decoramos, utilizamos accesorios eligiendo diversos tonos de la gama cromática, es posible que lo hagas sin darte cuenta, o si conoces como funcionan los colores en tu estado anímico, es muy posible que sepas como rodearte de lo que te hace sentir bien.

Si habláramos de feng shui, diríamos además que esos colores van enfocados además a sentirnos plenos y armonizados con nosotras mismas y por supuesto a enfocar aquello que deseamos y que nos hará felices.

Intuitivamente buscamos muchos de esos colores, unos intentos, otros claros, otros agresivos, nuestra ropa, el coche, las paredes de casa, el material de oficina, todo lo que nos rodea.

¿Por qué unos colores nos atraen y otros no? ¿El color define nuestra personalidad?

Si lo deseas puedes encontrar información muy abundante sobre los colores y como influyen o determinan nuestra personalidad, hay estudio psicológicos y de marketing más abundantes de los que imaginas al respecto, así como terapias alternativas como la cromoterapia que utilizan el color como fundamento para aliviar enfermedades.

En numerosos estudios de mercado se juega con el color y los potenciales compradores, ya que hay determinados colores que influyen en la intención de compra, en función incluso de cual es el producto que se quiere comprar.

Un mundo a tu alcance el de los colores. Los colores y la energía

El color está compuesto de luz, forma parte de lo que denominaríamos espectro lumínico por lo que emiten energía y esa energía afecta a nuestras emociones. Si entras en una habitación pintada de negro no te sentirás igual que si la habitación está pintada de verde, rosa o blanco. Teniendo en cuenta esta simple percepción veamos como los distintos colores pueden asociarse a diferentes estilos de personalidad.

La personalidad del color Rojo:

El color rojo es intenso y tiene mucha energía, se asocia a personas optimistas, muy activas y con gran intensidad interior. Estas personas suelen tener un carácter muy abierto, también tiende a contar con un carácter fuerte y son muy competitivas en todos los ámbitos de su vida, impulsivas y en cierta medida les falta autocontrol, se mueven demasiado por impulsos.

Es todo un reto vestir de color rojo si normalmente huyes de este color, si necesitas un impulso de energía opta por utilizar complementos rojos, notarás la diferencia.

La personalidad del color Naranja:

Este es el color que denominaríamos “sociable”, es un color muy apropiado para ir por ejemplo a una entrevista de trabajo. Es un color que da positivismo y energía, recuerda las naranjas y esa vitamina que nos hace ser más vitales, pues así funciona este color.

Las personas que utilizan este color tienden a ser serenas y equilibradas, les gusta estar con la gente y los demás buscan en ellos esa comprensión y accesibilidad que proporcionan a los demás. Suelen hacer deporte, se mueven y le gusta tener retos diariamente, no se mueven por impulsos si bien cuando algo les atrae se ilusionan y se sienten muy involucrados.

La personalidad del color Amarillo:

Diríamos que es el creativo, las personas que les gusta llevar o rodearse de este color suelen ser muy creativa, a pesar de ello son bastante lógicas y su imaginación es mas racional y práctica que irreal.

Muy críticas consigo mismas y muy analíticas, son exigentes con ellas mismas y por supuesto con los demás, tienden a controlarse emocionalmente muy bien. El amarillo es un color difícil de llevar si no eres de este tipo de persona, ya que tiende a irritar y a crear irascibilidad.

La personalidad del color Verde:

Relajación y naturaleza, las personas que usan este color suelen ser relajadas y calmadas, les gusta aportar a otros y que les aporten a ellos, les encanta estar rodeadas de gente y necesitan sentirse amadas y seguras, buscan la protección en los demás.

Son bastante vulnerables, ya que tienen miedo a que les hagan daño, aun así con muy vitales y extremadamente positivas. Como son inseguras buscan el reconocimiento de los demás y que lo que hacen agrade a las personas que las rodean. Si te sientes negativa, deprimida, angustiada… vístete de color verde y la energía positiva llenará tu vida.

La personalidad del color Azul:

El azul nos recuerda al mar y al cielo, emula el equilibrio y la paz interior. Las personas que gustan de este color tienen una fuerte y clara personalidad, viven según sus creencias y pensamientos, lo tienen tan claro que les da igual lo que otros les digan, si ellos entienden que hay que hacer las cosas de una manera, así lo harán.

Les cuesta cambiar, son integras y con creencias bien arraigadas que no cederán con facilidad, personas muy fuertes y también muy equilibradas. Si quieres combatir el estrés o la ansiedad, el azul suele ser un color que calma mucho el espíritu.

La personalidad del color Morado:

Personalidades de tipo ordenado, muy sentimentales, románticas y espirituales. Altamente sensibles, si las haces daño no lo aparentarán, prefieren la callada por respuesta y que nadie conozca sus emociones. Reflexivas y meditativas, cuando tienen claro lo que expresar lo dicen en voz alta, sobre todo a nivel sentimental.

Suelen ser personalidades orientadas a la ayuda a los demás a orientarles y están siempre mezcladas con temas que tengan que ver con la ayuda a otros, ong, voluntariado.

La personalidad de los tonos Marrones, tierra, beige:

Personalidades arraigadas a la tierra, a lo que es físico y está en este mundo, son personas muy sencillas y que por añadidura aman la vida de esa forma y suelen llevar una vida sencilla y natural, les gusta lo familiar y estar rodeados de las personas que quieren. Normalmente quien utiliza tonos de este color los complementa siempre con otro color, es el color que les marca ese punto en su personalidad que les hace ser armónicos.

La personalidad del color Gris:

Aunque creas lo contrario, el gris no es un color negativo, aunque la acepción de “persona gris” nos haga intuir que es alguien anodino. Estas personalidades son ante todo muy equilibradas, ya sabes, el gris es una mezcla de dos colores el blanco y el negro, un ying yang.

Tranquilas, conservadoras, frias y racionales. Es difícil que hagas enfadar a una personalidad de este tipo ya que sus emociones las tienen muy interiorizadas y su racionalidad las lleva a analizar las situaciones de forma no emocional. En contra podríamos indicar que son bastante pasivas, no suelen ser emprendedoras ni forjas proyectos, prefieren vivir en la rutina.

Ahora que conoces a nivel general los colores que te rodean, seguramente te has identificado con algunos de ellos, lo normal es que no haya un solo color en tu vida, aunque si te fijas seguramente predominan uno o dos.

Ahora es el momento de contarnos ¿Qué color tiene tu personalidad?


Booking.com