Que son los ejercicios isometricos

Cuántas veces nos hemos preguntado si ésto es posible; pues lo cierto es que sí lo es, gracias a los denominados “Ejercicios Isométricos”. 

¿Que son los Ejercicios Isométricos?

Los ejercicios isométricos, son rutinas de ejercicios concebidos, especialmente, para aquellas personas en proceso de recuperación de las lesiones que limitan el rango de sus movimientos.

Así como también, para aquellos cuyo objetivo sea el mejorar la fuerza estática; tales como: escaladores, gimnastas (especialmente para las anillas) luchadores, practicantes de artes marciales; entre otros. 

El trabajo isométrico consiste en realizar fuerza muscular sin que haya movimiento alguno. Es decir, son aquellos movimientos en los que el músculo se contrae tensando sus fibras musculares.

Este tipo de ejercicios es una forma óptima de incrementar la fuerza de nuestros músculos; pudiendo por lo tanto, aplicarse, también, a otros músculos de nuestro cuerpo. 

A diferencia de los ejercicios tradicionales, estos ejercicios no son dinámicos y, como lo dicho lineas arriba, no requieren de movimiento; su trabajo e intensidad son producto de la tensión muscular constante. 

Por todo ello podemos, entonces, incorporarlos a nuestra rutina de ejercicios; teniendo presente, siempre, que practicando únicamente este tipo de ejercicios no conseguiremos una milagrosa pérdida de peso o el desarrollo de una sorprendente fuerza muscular. 

Es, por consiguiente, un efectivo complemento para nuestro plan de entrenamiento. 

¿Cómo podemos realizar la práctica de los Ejercicios Isométricos en el marco de nuestra rutina? 

A continuación, algunos ejemplos de ejercicios: 

Ejercicios isométricos para Glúteos

Contraerlos hasta conseguir ponerlos duros, como si el objetivo fuese juntarlos y contar así, lentamente, hasta diez.  

Ejercicios para Cuádriceps:

Con los pies pegados al suelo, intentar llevarlos hacia adelante pero sin despegarlos, tensando fuertemente la musculatura de la cara anterior de los muslos. Mantener esta posición durante diez segundos. 

Ejercicios para la zona de Abdominales:

Contraer el estómago, lo más duramente posible; como preparándonos para recibir un golpe y contar, así, hasta quince. 

Ejercicios isométricos para trabajar Bíceps

Colocar las manos por debajo de la mesa y tensar los bíceps como si se quisiera levantarla. Se puede reemplazar la mesa colocando un brazo debajo del otro y tensar, en oposición, un brazo contra el otro. 

Los ejercicios isométricos pueden realizarse en repeticiones de entre cinco a diez veces; también en series, trabajando para ello, varios músculos y descansando entre 1 y 3 minutos; entre ejercicios y series. Realizar estos ejercicios de fuerza isométrica, no más de tres veces por semana y siempre de manera progresiva para adaptar nuestro cuerpo a su práctica.  

Así mismo, es fundamental cuidar la respiración al realizarlos ya que, usualmente, se suele cometer el error de contener la respiración al realizar la contracción; lo cual produce un aumento de la presión en la sangre y no favorece, en absoluto, el trabajo muscular. 

Es indispensable, entonces, respirar con normalidad, suave y lentamente durante su ejecución. 

La práctica de este tipo de ejercicios no está recomendada si se padece de alguna enfermedad coronaria, hipertensión, o serios problemas en las articulaciones. 

Los Ejercicios Isométricos pueden realizarse en, prácticamente, cualquier lugar y en cualquier momento. Incluso ahora mismo, leyendo este artículo.

Escrito para Aire por Por J. K Arenas Personal Trainer 


Booking.com