Cuidar una relación de pareja

Las relaciones son como las plantas, hay que regarlas para que no mueran.

Podría terminar el artículo aquí, porque creo que esa frase resume todo el concepto muy bien, pero entonces en vez de un post tendría que publicar frases en facebook o algo por el estilo. Y esta, mi relación con la escritura, también hay que regarla.

Discutir en la relación de pareja

Hay parejas que no se dan los buenos días, que no se dan un beso de buenas noches, que no se preguntan qué tal están (con interés y de verdad), que no aman con pasión, que no disfrutan cada segundo juntos, incluso cuando discuten.

Porque se puede discutir con pasión pero sobre todo se debe discutir con amor, sin olvidarte de que la persona que tienes en frente de tí, te ama.

La comunicación en la pareja.

Hay parejas que no se comunican cuando salen a cenar/desayunar/comer/dar una vuelta (llámalo X), y la comunicación no está en la palabra, está en la mirada.

Las hay que no se tocan en días o incluso en meses, que no se ven reflejados en los ojos del otro y, por lo tanto, no pueden enamorarse de ese reflejo.

Compartir en la relación

Si no compartes tu vida con alguien que cada día te provoque una emoción positiva, que te sorprenda, que te haga crecer, que te haga el amor toda la noche y por la mañana quiera más.

Alguien con quien te imagines en cualquier situación porque sepas que con él/ella a tu lado las cosas son un poquito más fáciles o mucho más divertidas;

Si no compartes tu vida con alguien que recorra contigo el mundo, que comparta contigo cualquier café y haga que sea el mejor, que te entienda cuando nadie más lo hace y que aunque no comparta tu opinión, la respete.

Si no compartes tu vida con alguien así, con alguien que te cuide y a quien cuides cada día, no compartas tu vida.

No compartas tu vida a medias, porque el concepto a medias es una mierda de concepto en sí mismo.

El amor en la relación de pareja ¿Cuanto dura el amor?

Amar a medias, vivir a medias, reír a medias… ¿quién quiere eso? Todos queremos morir de risa, morir de amor y vivir al máximo.

Así que comparte al máximo, y si no lo haces quizá tienes que plantearte si a vuestra relación le falta 'riego', si hace tiempo que habéis dejado de cuidarla y os escudáis en esa extendida excusa de 'es que el amor sólo dura unos meses'.

Claro, el amor irracional sólo dura unos meses… y lo mejor viene después! La magia no es estar en las nubes al principio de la relación, cuando ni si quiera tienes confianza con esa persona, la magia llega cuando conoces a esa persona y eliges amarla!

La magia es hacer el amor con esa persona cada día y volver a descubrirla y tenerle ganas. Es crecer con cada ‘discusión’, porque en ellas habéis aprendido algo del otro y de vosotros mismos y eso os ayuda a ser una pareja con una conexión mucho mayor.

La magia es que tu planta tenga 10 años y tú la sigas regando porque te encanta, porque te hace sentir especial, porque tiene algo diferente y único que no encontrarías en ninguna otra. 

Es elegir cada día a la persona con quien compartes tu camino y recordarle que aun os queda mucha vida por recorrer. 


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso Más información
De acuerdo