Nuestra cara, nuestro rostro es la parte de nuestro cuerpo que más nos representa, también es la que mas cuidados necesita.

Si, es cierto que nuestro rostro necesita cuidados extra ya que está expuesta de forma permanente a todos los factores ambientales, el sol, el aire, la contaminación… producen daños en nuestra piel y la secan.

Para evitar la sequedad en la piel y que se estropee es necesario tenerla hidratada, las cremas son las encargadas de hidratar nuestra piel y debemos utilizarlas de forma habitual, el mercado está lleno de cremas hidratantes.

Las cremas naturales hidratantes caseras son ideales para nuestro cutis, las puedes preparar tu misma en casa con ingredientes sencillos y baratos.

Crema nutritiva regeneradora de fresas

Cuando sientas tu piel seca, ve al mercado y si es temporada de fresas pon una sonrisa en tu rostro. Las fresas son una magnífica crema hidrante y nutritiva natural para tu rostro, conoce todos los beneficios de las fresas aqui.

Tritura varias fresas y mézclalas con miel, puedes utilizar robots de cocina para ello.

Aplica en tu rostro con suavidad y con masajes circulares, permite que la crema nutritiva de fresas actúe en tu rostro durante 20 minutos y retira posteriormente con agua fría para activar la circulación sanguínea.

Esta mascarilla casera de fresas aporta una gran vitalidad a tu rostro y una sensación de frescura y regeneración.

Crema nutritiva casera.

Una vez has procedido a exfoliar tu rostro con alguna de las mascarillas caseras que te hemos recomendado lo ideal es que te apliques una crema nutritiva para estimular tus células, es el mejor momento ya que la piel está preparada para recibir todas las propiedades que aportarán los ingredientes saludables que vamos a utilizar.

Para hacer esta crema nutritiva toma una cucharada de miel de abeja, añade una cucharada de agua mineral, 1 cucharadita de agua de rosas y una cucharada de yogurt natural o leche.

Une la mezcla hasta conseguir una crema homogénea y suave, aplícala en tu rostro con la ayuda de un algodón y permite que actúe durante unos quince minutos.

Aprovecha este momento para sentarte o tumbarte en tu lugar favorito a descansar con los ojos cerrados, puedes utilizar cualquiera de las técnicas de relajación que conoces y recuerda poner la alarma de tu móvil o de un despertador para no dormirte.

Una vez pasado el tiempo recomendado retira los restos de la crema nutritiva casera con abundante agua fría y mírate al espejo. Te sentirás como nueva, no solo tú sino tu piel al completo, seguro que notarás cambios importantes.

Conseguir una piel bonita, joven y saludable es posible cuidándola, aparte de los cuidados que se apoyan en las mascarillas y cremas caseras es importante que lleves una dieta equilibrada, tomar agua durante el día para mantenernos hidratados a todos los niveles y evitar tanto el tabaco como el alcohol.

 

Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso Más información
De acuerdo