como relajar los ojos

Nuestros ojos son una parte importante de nuestro cuerpo, están conectados a nuestro cerebro directamente, y son nuestro uno de los puntos de unión mas importante con el universo que nos rodea.

 

En muchas ocasiones, los dolores de cabeza que tenemos están ocasionados por tensión ocular, de igual forma los ojos por sí solos pueden dolernos, nos molestan y somos capaces de notar la tensión que tenemos acumulada.

Nuestros ojos también necesitan relajarse, igual que nuestro cuerpo y mente.

Los ojos se nutren de sangre y de oxígeno, así como del resto de elementos que circulan por nuestro cuerpo. Si respiramos adecuadamente de forma abdominal, al igual que estamos nutriendo de oxígeno al resto de nuestro cuerpo lo hacemos a nuestros ojos, la respiración es muy importante, adaptar nuestra forma de respiración a una mayor oxigenación hará que nuestros ojos se cansen menos.

Lógicamente no es posible, de forma general, dejar de ver y utilizar nuestra visión para realizar nuestro trabajo diario e incluso nuestro ocio, ordenadores, televisión, libros, agudeza visual para trabajos mecánicos,  recordemos que también nuestros ojos trabajan cuando vamos por la calle y centramos nuestra vista en lo que nos rodea, nos esforzamos cuando conducimos, etc.

¿Como relajar nuestros ojos?

Por otro lado, podemos trabajar específicamente con nuestros ojos para relajarlos y estar menos cansados. A continuación vamos a ver tres técnicas muy efectivas para trabajar la llamada relajación ocular, son sencillas de realizar y pueden hacerse en cualquier momento.

PARPADEO, PALMEADO, ENFOQUE DISCONTINUO

VISION PERIFERICA

PALMEADO

Relajación ocular, PARPADEO, ENFOQUE DISCONTINUO

Para relajar los vasos sanguíneos y nervios, que interconectan el cerebro, los ojos y distintas partes del cuerpo, se pueden efectuar dos ejercicios:

1.- Rotar la cabeza en círculo, manteniendo quieto el cuerpo, 12 veces;

2.- Dejar caer la cabeza lo más posible sobre el pecho, manteniendo el cuello relajado, después elevarla y dejarla caer sobre los hombros y la espalda, repitiendo el movimiento 12 veces.

Ambos ejercicios pueden hacerse por la mañana y la noche.

3.- El Parpadeo

El abrir y cerrar los ojos, ayuda a mantenerlos húmedos, los ojos necesitan estar lubricados.

Una buena técnica de relajación permanente es aprender a parpadear de forma habitual, para que se convierta en una rutina inconsciente es necesario primero que lo realicemos de forma consciente. Podemos hacerlos mientras leemos, vemos la televisión, o trabajamos con un ordenador.

Nuestros ojos se cansan porque fijamos continuamente la vista, sin permitir de forma natural que los ojos se muevan, parpadean y se ajusten a los distintos enfoques en función del objeto sobre el que se posan. La práctica diaria del cambio focal de forma consciente es muy saludable.

4.- El enfoque-desenfoque, en esto se basa fundamentalmente la técnica de relajación ocular que consiste en mirar conscientemente a los lejos e inmediatamente llevar a los ojos objetos cercanos, esta práctica la podemos hacer en cualquier momento y donde quiera que nos encontremos.

Es especialmente entretenido y saludable.

Ejercicio para relajar los ojos basado en el enfoque

1.- Cubra el ojo izquierdo con la mano izquierda, déjalo abierto bajo la palma ahuecada.

2.- Mueve la mano derecha frente a tu cara Mueva la palma de la mano izquierda hacia el rostro, cierre el ojo derecho y luego sepárela de ese ojo mientras observa la mano mirando detenidamente las líneas.

3.- Mueva la mano alejándola hacia los brazos delante de usted, y luego de nuevo acérquela hacia el ojo,hasta que se desenfoque.

4.- Haga seis ciclos de respiraciones completas (inhalar y exhalar)

Relajación ocular LA VISION periférica

Continuamente dejamos a un lado la visión periférica, los ordenadores, la televisión, la lectura. Al perder la visión periférica acumulamos tensión en nuestros ojos y por añadidura tensión cerebral.

Este sencillo ejercicio para relajar los ojos ayuda a desarrollar la visión periférica y a relajar la visión directa.

Es muy sencillo, mira la imagen de abajo e intenta mirar los puntos grises que hay entre los cuadros, curiosamente van desapareciendo. Sigue buscándolos y no desconfíes de lo que ves, cuanto más centralicemos la mirada y más movamos los ojos mejores serán los efectos beneficiosos y de relajación ocular.

Ejercicio de Relajación Ocular, Palmeado

El palmeado produce una completa relajación de los ojos y de la mente, para realizar este ejercicio nos colocamos en una posición cómoda, sentados en una silla, podemos o no tener delante una mesa o similar. Debe ser siempre una posición de relajación física.

Cierra los ojos y cúbrelos con las palmas de las manos, de manera que la mano izquierda esté sobre el ojo izquierda y la derecha sobre el derecho.

Las palmas de las manos deben de estar ligeramente ahuecadas, y  debe de haber suficiente espacio para la nariz.

No hay que ejercer presión sobre los ojos, aunque es importante que no entre la luz, al menos en la medida de lo posible.

Cuando los ojos estén cubiertos como hemos indicado anteriormente, deja que los codos caigan sobre las rodillas, manteniendo estas juntas, o bien deja que los codos se apoyen en la mesa que tienes delante.

Es una posición bastante cómoda, y una vez que hayas realizado un par de veces este ejercicio serás capaz de colocarte de forma automática. Siéntete en libertad de buscar una postura similar si ello te parece correcto en la manera de sentarte, siempre que cubras las manos con los ojos de la forma indicada.

Lo importante es que los ojos estén cerrados, no los fuerces, ni aprietes, deben de estar tan relajados como sea posible y cubiertos con las palmas de las manos. De esta manera los ojos descansan de forma mucho más efectiva que con otros medios, cuanto más negro sea el color que se vea en el palmeado más relajación les estaremos aportando a nuestros ojos.

Una parte muy importante de este ejercicio es mantener de forma paralela la mente descansada lo mismo que los ojos, y para ello la manera más efectiva es tener la mente en calma, silenciada, en blanco, sin pensar, ni siquiera en el ejercicio que estamos realizando.

Podemos centrarnos en el color negro que está debajo de las palmas de las manos, o bien en otro tipo de ejercicio relajante de la mente, cualquier de los que vamos a ver a lo largo de este curso es válido.

Si esto se hace durante diez, veinte minutos nuestros ojos aprenderán a relajarse y nos permitirán una visión más efectiva y una mente más despejada.

•             Relajación cervical, 12 movimientos.

•             Parpadeo numérico

•             Enfoque desenfoque

•             Palmeado


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso
Más información De acuerdo