La mayoría de las personas conocen esta palabra, sin embargo son pocas las que reconocen que sufren de estrés.  Suelen confundirlo  con cansancio, hartazgo o ansiedad.

¿Qué es el estrés? es una experiencia negativa puntual con síntomas físicos y psicológicos, que afecta a la vida inter e intrapersonal del sujeto.

¿Cuáles son las causas del estrés?

El estrés puede ocasionarse por factores internos (no superar la muerte de un ser querido, un divorcio, sufrir de celotipia) o externos (un cambio climático inesperado, un despido forzado, un accidente en la carretera) a la persona, sea como fuere el sujeto no sabe gestionar sus emociones y sufre ante el conflicto de una situación inesperada.

Este es un concepto básico: lo inesperado. El estrés se produce porque la expectativa que uno tenía nunca sucedió. Uno anhela algo y sucede otra cosa.  Se podría decir que el estrés surge cuando lo deseable y lo esperable no coincide, y ante esa situación hay un colapso nervioso que bloquea la toma de decisiones y la objetividad.

¿Cuáles son los síntomas de estrés?

  • Baja calidad del sueño: las personas estresadas no suelen dormir bien,  tienen insomnio,  se despiertan en mitad de la noche, o pueden tener pesadillas. Esto hace que se levanten cansados, ya que no se produce la regeneración neuronal necesaria para restablecer el descanso.
  • Incomodidades musculares. Con el estrés suele surgir el dolor físico, a veces no se sabe qué empezó primero, si el dolor o el estrés, por que a su vez, el dolor es un generador de estrés.
  • Tendencia a explosiones de enfado y descontrol emocional. La persona puede estallar con poca cosa cuando se encuentra bajo una situación estresante.
  • Intolerancia. Ansiedad
  • Incapacidad para distinguir situaciones objetivas de las subjetivas
  • Tendencia a la Auto justificación
  • Inhibición a la hora de compartir tiempo con familia, amigos o el cónyuge.
  • Sensación de cansancio constante. Desgana.

¿Qué hacer para combatir el estrés?

Depende del nivel de estrés que tenga cada uno el profesional al que deberá acudir será diferente.

Obviamente, dado la carga emocional que conlleva el estrés, lo ideal es visitar primero a un psicólogo o especialista en la salud mental, pudiendo ser derivado a un psiquiatra (En caso de requerir medicación para dormir) o médico (en caso de dolores físicos graves)

Con pocas sesiones de terapia se puede combatir el estrés. En las sesiones se llevarán a cabo varias técnicas para afrontar las situaciones estresantes y enseñar al paciente a relajarse y poder llevar una vida sana sin que las situaciones inesperadas lo dominen.

Las técnicas de relajación y la meditación, son muy uiles para aprender a controlar el estrés

Colaboración de Alocadamente para Aire-soloparamujeres

 

 


Booking.com