como lograr tus metas

No nos gustan los procesos, cada vez menos. Cualquier cambio que queramos hacer en nuestra vida lo queremos para YA.

Buscamos como locos la receta del éxito, de la superación sin sufrimiento, del bienestar inmediato, y no nos damos cuenta de que todo en la vida se basa en procesos.

Si observamos la naturaleza veremos que todo tiene un transcurso: el nacimiento de un bebé, el crecimiento de una flor, el aprender a caminar, el cambio de las estaciones, el paso del día a la noche…todo lleva su tiempo más corto o más largo, pero un tiempo al fin y al cabo.

Creemos que si conseguimos hacer algo rápidamente, seremos más fuertes. Pero no funciona así, porque no somos máquinas.

A una maquina le das una orden o la programas para que haga algo y lo hace, a una persona no. No funcionamos bajo tratamientos de choque.  Y está comprobado que los cambios mas exitosos son los que se consiguen gradualmente.

Es más lento pero los cambios que se logran son de por vida.  Y no hay nada malo en que sea lento. Rápido no es sinónimo de bueno.

Como lograr tu meta, consejos para conseguir tu objetivo

Te propongo algo para que logres cualquier objetivo que te propongas, ya sea perder peso, dejar de fumar o superar una ruptura de pareja:

1. Cambia el chip mental: es importante cómo te hablas a ti mismo, el lenguaje que empleas.

No es lo mismo decir  “tengo que bajar de peso”, que “quiero cuidar mi cuerpo”.

Son cosas completamente diferentes, en la primera afirmación uno se impone una obligación y desde ahí es difícil hacer cualquier cambio; en la segunda es una intención que queremos seguir, y será mucho más fácil comenzar cualquier hábito con ese pensamiento.

Lo mismo para dejar de fumar: “tengo que dejar de fumar”/ “quiero cuidar mi salud”.

2. Ponte mini-objetivos.

Éstos son fáciles de alcanzar, y nos acercarán más a la meta. Aunque al principio parezcan insignificantes.

Esto es muy importante, porque la mayoría de las personas quieren  avanzar  lo más rápido posible, notar resultados de manera inmediata, y no tienen paciencia. Pero hay que ser tolerante con uno mismo y darse la oportunidad de hacerlo gradualmente.

Un primer mini-objetivo puede ser: “durante el día de hoy no voy a comer nada que contenga azúcar, sólo por hoy”. O “el día de hoy voy a caminar 20 minutos”.

Si lo logramos, nos sentiremos bien con nosotros mismos. Habremos conseguido un mini-objetivo y estaremos preparados para el segundo.

Podemos seguir con el mismo para el día siguiente, o modificarlos un poco: “hoy fumaré 5 cigarros en vez de 10, los repartiré a lo largo del día y sólo fumaré 5”.

El logro de estas metas a corto plazo nos hace generar dopamina, lo que nos ayuda a sentirnos mejor.

3. Escribe tus metas. Deben ser realistas y medibles.

Es importante escribir lo que queremos lograr, incluso ponerle un título.  Nos podemos ayudar poniendo un calendario, un dibujo, fotos que nos ayuden, frases inspiradoras…todo ayuda si el cerebro lo lee, pasa de ser un deseo a ser un objetivo real.

Es importante que además podamos medir los resultados, los números ayudan. Contar los pasos que doy, los km que corro, las calorías que consumo, los cigarros que no he fumado, los cv que he mandado etc.

4. Crea tu Plan de acción.

Planea cómo lo vas a lograr, que pasos vas a seguir para conseguirlo.

Si tu meta es conseguir trabajo puede ser: actualizar mi CV, buscar ofertas de trabajo compatibles, ponerme en contacto con compañeros que me puedan ayudar, hacer tarjetas de presentación y en cada oportunidad ofrecer mis servicios, abrir un perfil en Linkedin…

5. Ponle fecha.

Para algunas metas es bueno ponerse una fecha límite. Esto ayudar a concentrar la atención en el objetivo deseado, toda nuestra energía estará enfocada y será más fácil conseguir lo que nos propongamos.

6. Confía en ti.

Se compasiva contigo mismo, aprende a ser positiva,  no te castigues si tienes una recaída o un bajón anímico, como dije antes no somos máquinas, es normal sentirse desesperado e impaciente.

Cuando te sientas así, no te identifiques con ese sentimiento, toma distancia y piensa que tú no eres sólo eso, piensa que es parte del proceso, y que para llegar a la cima hay atravesar obstáculos, pero tienes la suficiente fuerza para conseguirlo, porque si puedes imaginarlo puedes hacerlo.

Recuerda que gota a gota se forma el lago, cuando mires hacia atrás y te des cuenta de todo lo que has conseguido por ir paso a paso, la sensación será tan buena que ya no te costará nada afrontar nuevos retos.

Colaboración de Alocadamente para Aire-soloparamujeres.com


Booking.com