mente antidepresiva

La depresión es una de las enfermedades que afecta a más personas, muchas de ellas ni siquiera saben o reconocen que la tienen.

Esta dolencia, enfermedad conocida como “depresión” es una de esas enfermedades silenciosas que se van haciendo fuertes dentro de la persona y no se manifiestas hasta que llega un momento en que se convierte en algo crítico.

Que es la depresión, como reconocerla

A nuestro alrededor hay muchas personas que sufren la depresión, sus estados de ánimo y su comportamiento irritable nos altera, nos confunde e incluso hace que las critiquemos abiertamente por desconocimiento de lo que están pasando.

La depresión se alimenta por heridas que no se han curado.

Como muchas otras creencias que heredamos de nuestros padres, la depresión es una de ellas, no se trata de una disposición genética realmente sino de una forma de vida que hemos palpado desde pequeños.

Si tus padres o abuelos han sufrido de depresión, es posible que tanto tú como tus descendientes puedas sufrir la depresión o bien estar más sensibilizados para padecerla.

Una forma de combatir la depresión, es aprender a reconocerla,  bien en uno mismo o bien en las personas que están a nuestro alrededor.

Como siempre hablamos de cómo es alguien depresivo, vamos a ver en positivo, es decir vamos a ver qué características tiene una mente antidepresiva.

Características de una mente antidepresiva.

La persona depresiva tiende a sentirse triste sin conocer el por qué, a no tener ganas de nada, ni de levantarse de la cama por la mañana y comenzar las tareas rutinarias.

Si no tienes depresión tu vida es bonita, feliz y la ves en positivo. Aunque puedes tener cambios de ánimo, no sueles tener bajones y llegar a plantearte no salir de casa porque estás triste y deprimido esta mañana.

Una persona depresiva no sabe lo que es ser positivo. Cuando estás bien, aunque puedas tener experiencias malas, negativas, baches en el camino… sabes que siempre puedes dar un paso hacia adelante y avanzar, pase lo que pase.

Las personas antidepresivas tienen un estado de ánimo bastante estable, no pasan de la tristeza a la alegría en pocos minutos.

Cuando esto ocurre es porque algún estímulo más fuerte de lo habitual o una circunstancia inesperada no deseable llega a sus vidas, las cosas rutinarias no le afectan en su vida diaria.

Las personas que no son depresivas tienden a ser personas seguras de sí mismas, al contrario que las personas depresivas que suelen ser muy inseguras.

Las personas depresivas guardan dentro de sí mismas todo el dolor y la tristeza de todo lo que ha pasado por su vida, algo que antes o después terminará por salir al exterior.

Una persona antidepresiva no sabe de estamos hablando, el pasado es pasado y se olvida, no merece la pena regodearse en el sufrimiento.

Las personas con una mente antidepresiva entienden que un comentario no les puede hacer año, están seguras de sí mismas, saben cuáles son sus fortalezas y sus debilidades.

Alguien con depresión puede plantearse el desaparecer de esta vida para dejar de sufrir o incluso hacerse daño.

Una persona con mentalidad antidepresiva sabe que la única opción válida es afrontar lo que ha ocurrido y buscar soluciones.

Si una persona con mente antidepresiva falla, sabe que es humana, que comete errores y que esos errores si los supera serán parte de su crecimiento y desarrollo personas, solo errando se consigue avanzar y aprender en esta vida. Si no te equivocas es que no estás haciendo NADA.

Las personas depresivas no son iguales que las antidepresivas, si bien pueden llegar a serlo, la fuerza de voluntad, el conocimiento y la aceptación de lo que les ocurre es vital, pueden tener bajones, si bien con ayuda y esfuerzo podrán salir de ellos totalmente indemnes.

Como tener una mente antidepresiva

Si quieres tener una mente antidepresiva, ejercítala y fomenta ciertas habilidades.

Intenta expresarte siempre en positivo, busca la forma de que tus palabras sean positivas, siempre hay algo bueno dentro de cualquier circunstancia adversa.

Amplia horizontes, abre tu mente, permite que sea flexible, tus creencias puedes estar equivocadas, sobre todo si te hacen sufrir, cambiar es posible, si tú quieres.

Rodéate de gente positiva, si te rodeas siempre de gente depresiva, solo podrás ser depresiva. Sí, es posible que no puedas se amigo de todos, si bien a mucha gente le caes fenomenal aunque no lo sepas.

Tu vida es única, vive hoy como si fuera tu último día, échale toda tu energía y pasión.

Si estás en el grupo de las personas con mente antidepresiva, enhorabuena, es posible que seas el punto de apoyo de muchas personas que tienen depresión y que necesitan de tu fuerza positiva para sentirse mejor.

Si estás en el grupo de las personas depresivas, recuerda que puedes cambiar tu mente, combatirla y luchar contra ella te hará más feliz y puedes dejar de sufrir como lo estás haciendo en este momento.

“Dos grandes verdades debes de recordar cuando te desanimes o te falte el aliento:

1.-PUEDES más de lo que te imaginas.

2.-VALES más de lo que piensas”