Mujer trabajadora

En una situación como la actual, ha llegado el momento de hacer cambios y buscar nuevas soluciones para salir de la crisis.

A pesar de que algunos indican que la situación remonta, las expectativas reales de crecimiento no se ven a pie de calle, el trabajo es escaso, mal pagado y en condiciones laborables que en otro momento la mayoría no hubiera aceptado.

Los múltiples empleos pueden ser una solución para llegar a final de mes, aunque agota literalmente poner energía en cuatro o cinco proyectos diferentes y vivir con la ansiedad de si mañana tendré o no algo que hacer.

Crear tu propia empresa ¿una solución?

Aunque pueda parecer que no, un momento como el actual es muy propicio para montar tu propia empresa.

Es importante ver que de las dificultades siempre salen las oportunidades y tal vez este es el momento que siempre has esperado, ser tu propia jefa y hacer lo que mejor sabes hacer y además… te gusta.

Si eres una mujer emprendedora y quieres tener éxito profesional has de tener claras cuales son las ventajas y  lo que puedes conseguir, una vez claro el objetivo es el momento de trabajar sobre los peros… es decir los inconvenientes, no verlos además como problemas sino como algo que hay que resolver.

Ventajas e inconvenientes de montar tu empresa

Cuando hablamos de montar tu empresa y emprender no hablamos de crear la nueva macro empresa del país, simplemente tener tu propio trabajo y que este te aporta los ingresos que necesitas y consideras que debes de tener.

Una de las ventajas de montar tu propia empresa es que tu carrera profesional irá por el camino que tú elijas.

Es posible que hayas estudiado muchas cosas y que nunca las hayas utilizado para trabajar, esas habilidades y conocimientos es tal vez el momento de ponerlas en la mesa.

Otra ventaja es poder trabajar desde casa, siempre dependerá  lógicamente del proyecto que vayas a realizar y que servicio quieras dar, los nuevos emprendedores no necesitan locales ni oficinas propias, teléfono, portátil y un lugar cómodo para trabajar.

Si tienes trabajos esporádicos y por horas, puedes seguir manteniéndolos mientras montas tu propio negocio, conforme vayas obteniendo éxito irás dejando atrás el pluriempleo y apostando por lo que de verdad quieres, tu propio negocio.

Otra de las ventajas de ser una mujer emprendedora es que la conciliación de la vida laboral y familiar depende de ti. Está claro que sobre todo en los comienzos tendrás que dedicarle muchas horas, si bien tu decides como y cuando se las darás. ¿No eres tu propia jefa?

Dicen que una de las mayores dificultades para comenzar un proyecto es conseguir un crédito, nosotros te explicamos aquí como conseguirlo, sin embargo muchos proyectos empresariales exigen una aportación mínima para empezar y algo que vale mucho, tu trabajo.

El papeleo, sobre todo en países con mucha burocracia hay veces que nos come y puede resultar un gran inconveniente, si no eres ducha en este mundo una buena gestoría siempre puede hacerte ese trabajo, sale más barato pagar este tipo de servicios que perder horas y horas en algo que no controlas.

Crear tu propia empresa no solo puede salvarte de la crisis sino ofrecerte muchos beneficios a nivel personal, cuando uno trabaja para sí mismo los niveles de auto-exigencia son más elevados, esto se traduce en mejores competencias y mayores éxitos.

Ser capaz de desarrollarte como mujer emprendedora en lo que te gusta mejorará tu autoestima, te hará verte como una mujer diferente y te aportará mucha seguridad.


Booking.com
Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso Más información
De acuerdo