Como ahorrar con el cambio de armario

En las fechas que nos encontramos de final de mayo, casi inicio del verano, una de las actividades más habituales es adecuar nuestro armario a la nueva temporada.

En Percentil, la tienda online de ropa de segunda mano para mujer y niños líder en Europa, han elaborado un decálogo de trucos para sacar partido al cambio de armario y ahorrar:

5 Trucos para ahorrar y sacar partido al cambio de armario

1. Una renovación por cada temporada:

Lo más habitual es adaptar nuestro vestuario sólo al comienzo de la temporada de invierno y verano. ¿Y en otoño y primavera? Algunos expertos apuestan por cambiarlo cuatro veces al año coincidiendo con inicio de cada estación.

2. Aprovecha las prendas olvidadas:

Normalmente, sólo usamos un 20% del total de prendas que tenemos por lo que el cambio de armario es un buen momento para sacar toda nuestra ropa y seleccionar sólo la que de verdad nos ponemos.

Las prendas que ya no se usan y ocupan un espacio innecesario es preferible no guardarlas de nuevo e intentar obtener beneficio con ellas, por ejemplo, vendiéndolas en el mercado de segunda mano, a través de plataformas como Percentil, una opción para darle una segunda vida a la ropa y obtener ingresos extras.

3. Saca jugo a la ropa de la misma temporada del año pasado y a las de ‘fondo de armario’:

Seguro que tienes prendas del verano pasado que puedes volver a utilizar este año. Revísalas y vuelve a colocarlas en tu armario. Mantén también las llamadas prendas de ‘fondo de armario’, como vaqueros, pantalones negros, trench, cazadoras denim o de cuero, camisas y blusas blancas o negras, prendas aptas para cualquier temporada.

4. Distribución y colocación óptimas:

Son aspectos básicos para visualizar rápida y fácilmente toda la ropa. Algunas claves son utilizar huecos regulables o accesorios modulares para aprovechar al máximo el espacio; colocar las prendas en función de su tipología y color y en su sitio más adecuado, por ejemplo: los jerseys y camisetas en baldas, la ropa interior, corbatas cinturones y demás prendas pequeñas en cajones.

El resto de prendas, mejor colgadas, pero cada una en una percha y en la tipología que le corresponda: las faldas, en perchas con pinzas forradas por dentro; los pantalones, en perchas antideslizantes y de poca altura y los tejidos sensibles en perchas acolchadas.

5. Repasa la ropa antes de guardarla:

Antes de guardar las prendas para el año que viene, revisa si necesitan un repaso de costura o llevarlas a la tintorería, así las guardarás impecables y no se deteriorarán.


Loading...
Booking.com