La miel es uno de los alimentos saludables que más beneficios tiene para la salud y la belleza, la miel natural añade más propiedades que la que industrial.

La miel natural no ha sido sometida a ningún proceso y por eso no se destruyen las propiedades antioxidantes ni la mayor parte de las propiedades antibióticas que contiene, si tienes la oportunidad de conseguir miel natural directamente del apicultor sus beneficios se multiplican. Apadrina una Colmena y recibe tu cosecha de miel

La miel contiene minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, incluye muchos aminoácidos, vitaminas tipo B, C, D u E y antioxidantes.

El color de la miel varía según las flores que las abejas polinizan y aportan diferentes propiedades, aparte de servir como alimento la miel se puede utilizar de muchas formas, como remedios caseros ante enfermedades, como preventivo y como complemento en tratamientos de belleza.

Vamos a ver los beneficios de la miel

La miel ayuda a regular el azúcar en sangre. La miel puede ser utilizada como edulcorante, ya que no aumenta el azúcar en sangre ni el nivel de insulina, esto mejora el funcionamiento en general de los órganos y tejidos y elimina la glucosa de la circulación sanguínea, reduciendo de esta forma el azúcar en la sangre.

La miel reduce el estrés metabólico La miel es un alimento saludable como ningún otro, ayuda a mejorar cualquier tipo de estrés se hace palpable en nuestro cuerpo en lo que se denomina estrés metabólico, el estrés emite señales a nuestro cerebro de peligro y hace que se active la necesidad de energía, la miel produce glucógeno para el hígado que es el órgano encargado de guardar las reservas de energía para que el cerebro funcione correctamente.

Si consumimos miel de forma regular, como por ejemplo en el desayuno o antes de acostarnos tendremos reservas suficientes para el momento en que el estrés necesite tirar de ellas.

La miel facilita el sueño Si antes de irnos a dormir tomamos miel, estaremos estimulando la relajación nocturna y el sueño, el azúcar natural que tiene la miel añade insulina a nuestro cuerpo que hace al cerebro entrar de una manera más fácil en las fases de sueño.

Si quieres conseguir un descanso reparador, antes de acostarte toma un vaso de leche caliente con una cucharada de miel, estarás aportando además la regeneración de tejidos que se produce durante el sueño.

La miel ayuda a combatir el estreñimiento La ingesta de miel facilita el tránsito intestinal produciendo un suave efecto laxante que ayuda a regular el colon.

La miel ayuda a nuestro cerebro. Si quieres que tu cerebro funcione de forma correcta y esté sano hay que suministrarle la energía necesaria para que lo haga. El calcio es importante para el cerebro ya que las neuronas lo utilizan apara intercomunicarse entre ellas.

Si no tenemos suficiente calcio, nuestro cerebro no funcionará como deseamos. La miel apoya esta función ya que permite no solo aporta calcio, sino que ayuda a absorberlo y a que permanezca en el cuerpo para favorecer esta función. De igual forma, ayuda a prevenir los problemas de huesos y la osteoporosis.

La miel ayuda a combatir el acné y los problemas de la piel

¿Alguien no ha tenido acné alguna vez en la vida?, el acné es debido entre otras cosas a un desequilibrio hormonal, por eso en la adolescencia es donde más se suele presentar y se une a las bacterias que lo generan.

La miel trata el acné a nivel microbiológico. Por un lado resta la humedad necesaria que los microbios necesitan para poder vivir y altera los procesos de estas bacterias que se alimentan también del hierro, de esta manera rompe las barreras de las bacterias haciendo que mueran.

Aplicado en la piel, la miel contiene una enzima que libera peróxido de hidrógeno, similar al famoso peróxido de benzoilo que combate el acné en forma de medicamento. De igual forma la miel al aplicarla sobre la piel reduce el pH de la piel provocando una acidez que mata la mayoría de los microbios que generan el acné.

La miel reduce las alergias Si consigues tomar miel producida en la zona donde vives disminuirás considerablemente la alergia, ya que las abejas han utilizado el polen de tu zona para hacer su miel por lo que poco a poco te van inmunizando y tu cuerpo aceptará el polen y la alergia desaparecerá.

La miel contra quemaduras, úlceras y heridas. Ya hemos comentado que la miel tiene propiedades antibacterianas que previenen la infección de heridas y quemaduras en la piel ya que las protege contra los microbios y la suciedad gracias a su densidad, aplica miel en la herida, quemadura y procede a vendarla.

La miel mejora nuestra piel La miel suaviza y añade propiedades regenerativas a nuestra piel, puedes aplicarla directamente sobre la piel seca, o bien utilizarla en el baño mezclada con el agua, como un hidratador post baño.

Si tienes los labios secos aplica un poco de miel y deja que actué durante unos minutos, notarás como recuperan su elasticidad.

La miel ayuda a reglar el ciclo menstrual La producción del ácido graso omega 6 es estimulado por las propiedades de la miel, este ácido es el encargado de regular el ciclo hormonal de nuestro cuerpo que afecta al ciclo menstrual

La miel estimula el sistema inmunológico Gracias a las propiedades antibacterianas de la miel, nuestro sistema inmunológico se ve agradecido, no solo cuando la tomamos, sino también cuando la aplicamos sobre la piel, la miel es un excelente antiséptico natural.


Utilizamos cookies propias y de terceros compartiendo información para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y funciones de redes sociales. Si acepta o continua navegando entendemos que acepta su uso Más información
De acuerdo