Tokio solo mujeres

Japón es uno de esos países que está en mi lista de viajes obligados, a pesar de su modernidad es una de las sociedades mas machistas.

A pesar de este machismo social, solo ellos son capaces de generar servicios curiosos y especiales que únicamente son "solo para mujeres", negocios increíbles, como increíble es esa sociedad, al menos para nuestra cultura occidental.

Japón podríamos definirla como uno de los países más desarrollados del mundo, sin embargo son exageradamente conservadores, sobre todo en el tema de las mujeres, la presencia de las féminas tanto en política como en economía es prácticamente inexistente, a pesar de que las contables en Japón son en su mayoría mujeres.

Alquila un novio, tomate una copa con un vibrador al lado, metro solo para mujeres.

Desde hace ya tiempo el metro de Tokio tiene ciertos vagones que son «solo para mujeres» En contraposición de este machismo exagerado, los nipones han optado por sumar a sus mil y un negocios “del país de las maravillas” ciertos servicios exclusivos para “ellas”.

Si eres mujer, ya puedes ir a desayunar a uno de esos curiosos locales donde hay mayordomos (todos hombres por supuesto) que te atienden como una auténtica princesa de Disney.

Puedes pagarte compañía masculina en algunos de los clubes donde las mujeres pagan a jóvenes atractivos, que toman una copa contigo y te hacen compañía, lo que en versión masculina diríamos que es un club de alterne. ¿servicios especiales?

Hay compañías que abren una sutil cortina en un posible “compañero de abrazos o para dormir”, una propina especial para cubrir costes.

Las niponas, esposas fieles y madres como nadie, imagen que los niponen tienen de sus mujeres que pueden también ir a ciertos bares donde tomar un coctel con un amplio surtido de juguetes eróticos a su disposición, todo sea por abrir la mente y superar los tabús sexuales de la sociedad japonesa.

A los 25, 30 años la mujer japonesa que no se ha casado ha pasado a mejor vida

Los hombres sin embargo tienen todo lo relacionado con el sexo a su disposición, y les encantan las mujeres con disfraces de colegialas y ver todo tipo de porno, tienen sus propio porno en dibujos animados.

Esta extraña visión del sexo encubierto llegaba a tal extremo que en los trenes de Tokio, llenos hasta extremos insospechados en las horas punta, fueran un lugar único para poder tocar, sobar y abusar de las mujeres, de todas la edades.

Una excusa perfecta, el hacinamiento, hasta límites que la policía metropolitana de Tokio indicaba en varios informes, de que dos mujeres de tres en edad joven eran manoseadas en el metro. En el año 2005 en Tokio, se ponen en marcha una serie de vagones especiales “solo para mujeres”, ellas son las únicas que pueden usarlos en horas punta, que suelen ser a primera hora de la mañana y a parte de la tarde hasta la noche.

En busca de ese mismo solaz a salvo del acoso de ellos, las mujeres japonesas a día de hoy cuentan incluso con cafeterías de mujeres para dormir la siesta, bloques de viviendas para solteras o divorciadas o incluso de restaurantes para mujeres, donde muñecos de peluche ocupan el otro lado de la mesa.

Diferentes, especiales, mujeres en una cultura donde el sexo no está presente y sin embargo lo es todo, verdadera hipocresía.

Para ellas, porque ellas también lo valen.

 


Loading...
Booking.com