mejorar la postura corporal

En nuestra sociedad moderna, el dolor de espalda se ha convertido en uno de los grandes males, los dolores de espalda son además la consecuencia de un gran número de bajas laborales.

Nuestros hábitos de vida, las nuevas profesiones, la tecnología y nuestro ritmo de vida hacen que hayamos cambiado nuestros patrones a la hora de sentarnos y movernos, esto hace que los dolores de espalda se hayan convertido en la causa principal de muchos otros problemas derivados como los problemas para dormir, el estrés, la ansiedad…

Todos en algún momento hemos leído o alguien nos ha indicado como debemos sentarnos y movernos de una forma determinada para evitar las malas posturas, sin embargo para un minuto y piensa en ese momento en que postura tienes.

¿Estás bien sentada? ¿no deberías cambiar nada? ¿eres consciente de si tu postura es correcta, forzada…?

Que debemos tener en cuenta a la hora de ver nuestra postura corporal. Usando la postura adecuada

1.- Cuando te sientes intenta colocar tu trasero al fondo de la silla, lo más que puedas.

Esto puedes conseguirlo dejando que la parte trasera de la silla soporte tu espalda y hombros, si es una silla de oficina intenta ajustarla para que estés comoda en esta postura.

Si la silla es dura y de respaldo recto, coloca tu trasero al fondo de la silla y pega tu espalda a la silla intentando no encorvar los hombros hacia adelante.

Si es un sillón o similar deberías procurar mantener los pies sobre el suelo y la espalda recta, sentado al fondo del sillón.

2.- Cuando andes intenta mantener los hombros hacia atrás y la espalda recta, el encorvar los hombros hacia adelante hace que tu espalda sufra, tensas los hombros y el cuello y puede generarte dolores de cabeza.

3.- Inclinar la silla hacia atrás cuando estás sentada es erróneo, aquí pones en juego tus nervios ciáticos y los hombros, este juego hace que no estés en una postura equilibrada y todo el cuerpo está en tensión.

4.- Si vas a permanecer sentada durante mucho tiempo intenta balancearte suavemente, así tu cuerpo se mueve y lo equilibras.

5.- Si es posible ajusta la altura de la silla, la altura tiene que ser lo suficientemente alta como para los pies estén en el suelo y las rodillas y caderas estén alineadas. En algunos casos que esto no es posible utiliza un soporte o escabel para los pies.

6.- Es muy importante que la silla que utilices tenga algún tipo de respaldo, tanto superior como inferior para proteger las zonas más delicadas. Si ya tienes dolores de espaldas acude al servicio de prevención de riesgos laborales, la empresa debe proporcionarte una silla ergonómica para evitar males mayores.

7.- Si tienes una silla adaptable, suelen contar con un mecanismo que hace que el respaldo no esté rígido y permita un ligero balanceo, este mecanismo es muy bueno ya que te permite relajar el cuerpo y alivia mucho la espalda.

8.- Si utilizas ordenador es importante que puedas apoyar los brazos, o bien en el apoyabrazos o bien en la mesa de forma que los hombros estén relajados y las muñecas se encuentren niveladas con el teclado.

9.- Debes colocar el teclado del ordenador de forma los hombros estén relajados, los codos deben estar ligeramente separados de tu cuerpo y manos y muñecas sin torcer.

10.-La altura del teclado, los teclados de ordenador tienen unas pequeñas patitas que permiten que se pueda elevar o bajar para que estés en una posición más comoda. Prueba las diferentes alturas para poder mantener tus muñecas en una posición erguida y no forzada.

11.- Tanto la pantalla del ordenador, como la documentación que necesites para trabajar deben estar colocados de forma que el cuello esté relajado y natural, no tiene sentido estar girando continuamente la cabeza para trabajar. El teclado debería estar delante de ti y del teclado.

12.- La pantalla del ordenador debe estar al menos unos 8 o 10 cm elevado sobre el nivel de tu vista, de forma que tu cabeza ni tenga que elevarse ni bajar hacia abajo la vista, es importante que tengas una posición de lectura cómoda, para tu cuerpo y para tus ojos.

13.- Es importante hacer un descanso al menos cada media hora o como mucho una hora, simplemente levantarte de la mesa y andar algunos pasos, ir al baño, tomar agua, hablar con los compañeros.

14.- Si tienes algún lugar discreto, o incluso si tienes despacho propio puedes aprovechar y hacer algunos ejercicios de relajación estática, es importante que tu cuerpo se mueva para que la sangre circule y sienta que estás viva.

15. - Los pies a la hora de sentarnos, son muy importante en nuestro cuerpo, utiliza tacones cómodos y cuando estés sentada liberalos, sacalos de los zapatos y mueve los dedos, incluso apoyalos en el suelo y haz algunos ejercicios con las plantas, ellos también necesitan airearse. ¿Has notado que a veces te duelen los pies sin motivo?, si haces habitualmente estos ejercicios es posible que desaparezcan.

16.- Cuando vayas andando por la calle mira al frente, acostúmbrate a llevar la cabeza erguida, los hombros hacia atrás. No solo mejorarás tu espalda sino que conseguiras mejorar tu energía positiva al descubrir todo lo que hay a tu alrededor.

17.- No utilices el móvil cuando vas andando por la calle para leerlo o contestar mensajes, nuestra vida va masalla del móvil y nuestra espalda también, disfruta de las vistas del camino y observa a la gente con la que te cruzas, encontrarás muchas cosas que te sorprenderán.

18.- El sofá es nuestro gran enemigo, realmente no nos sentamos en el, mas bien nos tiramos. Si vas a pasar un buen rato en el sofá procura estar bien sentada, eso no quiere decir que no puedas disfrutar de el, sin embargo intenta ser consciente de tu postura corporal y corregirla lo máximo posible.

19.- La respiración, hemos hablado en otras ocasiones de la respiración abdominal, nos hemos acostumbrado a respirar con los pulmones y esto hace que nuestro cuerpo no se oxigene convenientemente, si te acostumbras mientras estás sentada a hacer varias respiraciones abdominales, de esta forma corregiras también la postura corporal y oxigenarás tu cuerpo.

20.- Las mujeres y el bolso, o bolsas. Normalmente tenemos la  costumbre de ponernos el bolso siempre en el mismo hombro, o llevar bolsas con una sola de la manos. Intenta cambiar de lado el bolso cada cierto tiempo y si llevas bolsas cargadas intenta que sean pares y equilibrar el peso entre ambos brazos.

21.- Utiliza el reposacabezas que tiene el coche. Colócalo de manera que puedas apoyar la cabeza en el en las paradas, un atasco, un semáforo, un trayecto recto sin tráfico.

22.- Debemos fortalecer el suelo pélvico, esto no es solo cosa de mujeres, también de los hombres, y evita muchos inconvenientes como la pérdida de orina con la edad o después de los partos, hay ejercicios especiales para fortalecerlos e incluso juguetes eróticos para fortalecer el suelo pélvico cuya función es saludable.

23.-Cruzar las piernas estando sentadas. Muchas mujeres cruzan las piernas cuando están sentadas, al igual que con el bolso tendemos a hacerlo siempre hacia el mismo lado, mientras estás sentada cambia el cruce de piernas cada cierto tiempo.

24.- Si tus dolores de espalda van en crecimiento no dudes ni un minuto mas y acude al especialista, cuanto antes verifiques el problema antes puedes atajarlo, muchos dolores de espalda acaban convertidos en problemas importantes sobre todo a nivel vertebral.

25.- Reflexiona cada vez que tengas oportunidad sobre como estás sentada, modificar una postura no es cuestión de hacerlo cinco minutos, es posible que te des cuenta muchas veces y la intentes mejorar, en la práctica está la eficacia.

Esperamos que estos consejos te ayuden a que tu espalda esté en perfectas condiciones, el yoga, la meditación, pilates, caminar y hacer ejercicios de relajación ayudan a mejorar nuestra postura corporal y nuestra salud en general. 


anuncio curso meditacion

*

*

Loading...
Booking.com